Para el Secretario Nacional Antilavado Daniel Espinosa, el comercio regulado de la marihuana cumple toda la normativa en la materia a nivel internacional, por lo que la única dificultad radica en salvar las objeciones que impone la ley federal de Estados Unidos.

“Aca no hay un problema de lavado de activos, acá está clarísimo el origen de los fondos. El lavado de activos persigue el fondo ilícito. Acá no hay ilicitud ninguna. Se trata más bien de un tema de legislación financiera de Estados Unidos que hay que tratar de salvar explicando que el sistema está controlado perfectamente y que no hay ninguna posibilidad de ilicitud”,afirmó.

En diálogo con periodistas, Espinosa manifestó que “el tema es de ir adelante, ir haciendo punta en un tema que la normativa internacional de lavado podría admitir”. Agregó que lo que no se admite es la “normativa en materia de drogas, las convenciones en materia de drogas”. Espinosa hizo notar que desde este punto de vista “estamos ante una inconsistencia; inconsistencia que se ve en Uruguay pero se ve también en muchos países”. Agregó que en el propio Estados Unidos, donde hay más de 20 estados que han despenalizado el cannabis.

“O sea que esto es un tema de tiempos, de políticas públicas que no se están acompasando”. Consultado sobre si el problema es Estados Unidos, Espinosa respondió que no. “En realidad, precisó, el problema se da con Estados Unidos porque el sistema financiero opera a través de Estados Unidos. Yo puedo decir que en Canadá se está aprobando algo, en Alemania hay cannabis medicinal. Nuestro problema es con Estados Unidos porque los corresponsales finanieros están en Estados Unidos”.

Obstáculo

Quien también habló ayer fue el ex presidente y senador José Mujica, uno de los principales promotores de la regulación del cannabis. Dijo que espera que el problema que amenaza la venta en farmacias se resuelva pronto. En una charla informal que mantuvo ayer con un grupo de periodistas, el expresidente destacó que la regulación surge como respuesta a un problema de seguridad, en base a un relevamiento que indicó que una de cada tres personas privada de libertad estaba relacionada con las drogas. Dijo que al constatar que la vía represiva no estaba dando resultado, surgió la idea de legalizar -que no fue suya sino inspirada en experiencias de otros países- y puntualizó que la ley arrebató al narcotráfico las 20.000 personas que desde su implementación legalizaron su consumo.

Mujica tiene esperanzas de que el obstáculo para la venta en farmacias se resuelva pronto, dijo y confirmó que no integrará la delegación que viajará a Estados Unidos para negociar una salida con las autoridades financieras.

También se refirió a una alternativa propuesta por el subsecretario de Economía Pablo Ferreri para aplicar de aplicación inmediata mientras se encuentra una solución definitiva al problema; tiene que ver con la creación de una empresa habilitada a comercializar al contado, idea que le pareció novedosa.

Trabas burocráticas

Mujica trasladó la preocupación del Intendente de Canelones en relación al avance de la implementación del cannabis medicinal. Yamandú Orsi le habría manifestado que tres empresas del Polo Tecnológico que estudian el tema manejan la posibilidad de retirarse debido a trabas burocráticas. Finalmente expresó que jamás alentaría el consumo de marihuana; la regulación tiene que ver con un tema de seguridad, dijo y destacó que en los próximos 30 años el peor problema será la lucha contra el narcotráfico.

Misión oficial

Una misión oficial del gobierno uruguayo viajará a Nueva York a negociar con los bancos para buscar una solución para las empresas que están involucradas en el sistema de cultivo, distribución y venta de marihuana. La Reserva Federal de Estados Unidos exige a las instituciones bancarias que tienen relación con ese país, que cierren las cuentas de las empresas que tengan alguna relación con la venta de drogas, sin importar si las leyes del país de origen lo permiten.

Herboristería

El gobierno estudia la posibilidad de que sean las herboristerías las encargadas de vender la marihuana legal regulada por el Estado, y que se comercialice únicamente en efectivo, sin utilizar tarjetas de débito o crédito.

Fuentes del gobierno dijeron a Subrayado que esa es las alternativa que se maneja.

Una alternativa similar le fue planteada al senador José Mujica desde el Ministerio de Economía, según contó este último en una conversación informal con periodistas este jueves en el Parlamento.

Según el ex presidente, la alternativa era crear una empresa en Uruguay específicamente para recibir el dinero de la venta de marihuana en farmacias, comercializando la droga solo en efectivo.

“Me pareció que (esa propuesta) es novedosa en el sentido que da una respuesta inmediata. Pero puede haber otra idea. Me gustó porque es práctica, da una respuesta”, dijo Mujica.

Subrayado consultó al Ministerio de Economía acerca de esta iniciativa y respondieron que ya fue descartada.