El presidente Tabaré Vázquez ordenó a sus ministros revisar toda la relación comercial con Brasil tras la decisión del gobierno de Michel Temer de suspender la importación de lácteos uruguayos. Así lo dijo este jueves el mandatario en una entrevista concedida a radio Sarandí.

Este conflicto por los productos lácteos comenzó en realidad en setiembre de 2016 cuando el ministro de Agricultura de Brasil transmitió la idea de limitar la entrada de productos lácteos uruguayos a ese país.

Entrevistado por Informativo Sarandí, el presidente Vázquez afirmó que oficialmente el gobierno no ha recibido ninguna comunicación del gobierno brasileño. De todas formas ordenó a los ministros que comenzaran a trabajar en el tema para conocer bien la situación, adelantándoles la posibilidad de una cuotificación del ingreso de la leche a Brasil, principal comprador para Uruguay de ese producto.

Se pregunto qué ejemplo se está dando en la región en momentos que se negocia un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. Dijo que el “método” de Brasil “es acusar sin pruebas y el acusado tiene que demostrar que no es culpable”. Vázquez anunció que viajará a México para firmar un nuevo TLC y seguramente se abrirá el mercado lácteo para la leche en polvo. El acuerdo no incluía los lácteos.

Por su parte las gremiales lecheras, además de rechazar las acusaciones desde Brasil por carecer de fundamento, señalan que de concretarse la situación, apoyarán que la respuesta del gobierno sea expresar la “máxima firmeza”.

Vázquez llamó a “trabajar en conjunto, tenemos que cerrar filas, todo desde nuestro puesto de trabajo aportar (…) Es una instancia difícil”, dijo, y agregó: “Espero que el Parlamento y la oposición se sumen a una visión conjunta de defensa de un sector que es tan importante como la lechería”.

“Espero que la oposición, que anuncia va a llamar a los ministros al Parlamento, actúe en consonancia con los intereses superiores del país”, especificó.

“Es un poco ilógica la medida que está tomando Brasil”, concluyó Vázquez, señalando que aún más en un momento “en el cual estamos negociando un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, ¿qué ejemplo estamos dando en la región?”.

Vía diplomática

“Estamos convencidos de que la solución a este diferendo se resolverá por la vía diplomática”, sostuvo ayer el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, tras el Gabinete de Comercio Exterior, que analizó el diferendo con Brasil por las licencias para la exportación de productos lácteos uruguayos a ese país. Añadió que el Gobierno no recibió una comunicación oficial. Aseveró que Uruguay produce toda la leche que exporta.

La medida implementada preocupa, dada la importancia del mercado brasileño para los productos uruguayos, expresó este jueves 12 el titular de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, acompañado por la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, tras la reunión del Gabinete de Comercio Exterior.

Uruguay produce toda la leche que exporta, aseguró el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. Añadió que el canciller Rodolfo Nin Novoa está “tratando de construir el camino de comunicación para resolver un diferendo que no es nuevo en la historia del Mercosur y que siempre lo resolvimos por la vía de la negociación”.

“La posición de Uruguay es que dentro de la normativa del Mercosur no hay lugar a cuotificaciones acordadas entre gobiernos, hay acuerdo entre sectores privados porque, desde su creación, el Mercosur fue visto como una oportunidad de desarrollo para estas cadenas productivas”, sostuvo.

“Estamos analizando todos los ítems de nuestro intercambio comercial, no hemos tomado ninguna medida y estamos a la expectativa de que se resuelva por los canales diplomáticos”, señaló. El ministro añadió que nuestro país no aplicó medidas espejo, una vez conocida la resolución brasileña.

“Estamos convencidos de que la solución a este diferendo, que no está claro, porque no hay ninguna notificación formal, se resolverá por la vía diplomática, y las cancillerías serán las que se harán cargo de ese dialogo”, enfatizó Aguerre.

Finalmente, aseguró que esta situación no es nueva y que se ha reiterado tanto con los lácteos como con el arroz exportado a Brasil. Según detalló, la balanza comercial es desfavorable a Uruguay, ya que nuestro país exporta productos por 1.200 millones de dólares, el 30 % son lácteros, y Brasil exporta 1.400 millones de dólares.

Gremiales pidieron “máxima firmeza”

Varias gremiales lecheras de Uruguay rechazaron este jueves el anuncio del gobierno brasileño de suspender el ingreso de productos lácteos uruguayos y reclamaron que Uruguay actúe con “máxima firmeza” si la advertencia se concreta. A través de un comunicado, aseguraron que la acusación del ministro brasileño Blairo Maggi, que señaló la sospecha de que la leche exportada por Uruguay proviene en realidad de Argentina, no corresponden “por carecer del más mínimo fundamento”.

Según los productores uruguayos, están “a disposición de quien quiera verlas” las “documentaciones oficiales que prueban la absoluta falsedad de los dichos de Blairo Maggi”.

Las gremiales consideraron “adecuadas” las acciones de los ministros de Relaciones Exteriores Rodolfo Nin Novoa y de Ganadería, Agricultura y Pesca Tabaré Aguerre y reclaman que “en caso de concretarse estos anuncios, la respuesta de nuestro gobierno debe expresar la máxima firmeza, sin descartar ningún tipo de medidas”.

Los lecheros señalan en su declaración que tanto los productores uruguayos como brasileños sufren actualmente “las consecuencias de la crisis internacional que afecta desde hace ya casi 3 años a los productos lácteos”, así como “la falta de competitividad de nuestras economías”.

Sin embargo, las gremiales entienden que “la solución a estos problemas no pasa por enfrentarnos entre nosotros sino por generar día a día las condiciones que nos permitan competir en el mundo potenciando la herramienta Mercosur”.

De hecho, los productores consignan que el libre tráfico de lácteos entre los países está “consagrado por el acuerdo de Mercosur”, por lo que decisiones como las de Brasil son “absolutamente improcedentes”.

La declaración está firmada por varias organizaciones, entre ellasla Asociación Nacional de Productores de Leche, Intergremial de Productores de Leche, la Sociedad de Productores de Leche de Florida,la Asociación Rural de San José y la Agremiación de Tamberos de Canelones, entre otras.