Uruguay trabaja en la renegociación con México de un TLC para insistir en la exportación de productos lácteos a ese país, punto que no se ha logrado cumplir por problemas administrativos. “Si Uruguay no logra vencer esa barrera no podemos hacer funcionar este TLC ni estamos en condiciones de renegociarlo”, dijo el diputado socialista Roberto Chiazzaro a LA REPÚBLICA.

“El acuerdo que Uruguay tiene negociado con México es un acuerdo que prevé la exportación de lácteos pero esto no se ha podido concretar”, señaló Roberto Chiazzaro. No se logró la venta a México de lácteos por la forma en la que México administra la importación de productos de este tipo, los cuales están concedidos en función de un cupo que se va generando en la medida que uno va exportando. Este cupo Uruguay no lo ha podido cumplir o ampliar y la consecuencia es, por disposición de índole administrativo, la importación de México de productos lácteos de nuestro país.

Para el diputado socialista, la visita del “Presidente de la República a México apunta, entre otros temas, a solucionar estos problemas administrativos, pero “si Uruguay no logra vencer esa barrera en la renegociación, nosotros no podemos hacer funcionar este TLC ni estamos en condiciones de renegociarlo porque un producto esenciar como son para nosotros los lácteos, no podemos ingresarlo al mercado”, dijo, recordando que tiempo atrás, “también hubo problemas con la carne, problema de colocación”.

Concordando con el viaje de Tabaré Vázquez a México para renegociar el Tratado de Libre Comercio, Chiazzaro señaló que el “Presidente va bien orientado en el sentido de lograr esa apartara para los lácteos, y más en este momento que estamos pasando por una situación delicada que a nivel mundial donde hay mucha competitividad por ese tema y también tenemos los sucesos que han pasado con Brasil”. Apuntando a este tema, la suspensión de lácteos al país norteño por tiempo indeterminado acusando a Uruguay de triangular dichos productos, el diputado opinó apuntando al ministro de Agricultura Brasilero que “sin mediar ningún diálogo” presupone algo que no se está realizando.

“Lo que está haciendo el ministro de agricultura brasilero es responder al lobby de los productores lácteos, que durante el año tiene sobrantes de productos y entonces la exportación uruguaya los perjudica levemente”, añadió el legislador, agregando que “el tema lácteo es clave para Uruguay, es uno de los productos de mas importancia para la producción agropecuaria del país, y entiendo que lo que está haciendo el gobierno (uruguayo) son medidas sanas y coherentes como la de medidas espejo con los camiones brasileros”.

1% del consumo total

Apuntando a las diferencias entre los gobiernos uruguayo y brasilero, y las importaciones que el ministro norteño suspendió, Robert Chiazzaro señaló que las exportaciones a Brasil “corresponde al 1% de su consumo total, entonces es una cifra insignificante. En el intercambio comercial ente Uruguay y Brasil nuestro país tiene una balanza deficitaria. Por lo tanto no parece ser una actitud solidaria ni muy proclive por la integración el tema la actitud que está llevando adelante Brasil”, dijo el legislador.