Un análisis en la previa al Mundial Sub 20 realizado por la Agencia Efe, menciona a Uruguay como candidato al título y destaca a varias de sus figuras:

Marcus Thuram, hijo del campeón del mundo en Francia ’98 Lilian Thuram, Jonathan Klinsman, primogénito del alemán Jürgen Klinsmann, otro mítico campeón del mundo en Italia’90, y Federico Chiesa, heredero de la leyenda italiana Enrico Chiesa; son algunos nombres prominentes de los jóvenes que resaltan en las listas de las selecciones que disputarán el Mundial Sub-20 de Corea.

La cita mundialista que empieza el próximo sábado 20 de mayo cuenta con varios futbolistas destacados, y que en algunos casos, ya acumulan una buena trayectoria en la primera división tanto de las ligas del continente americano como del europeo.

Las estrellas celestes

Por el lado de Uruguay, que sobre el papel es uno de los favoritos, el talento se desborda en varios de sus integrantes. Santiago Bueno, con un par de meses en el Barcelona; Federico Valverde en el Real Madrid Castilla lleva la batuta del mediocampo junto a Rodrigo Betancur, recientemente fichado por la Juventus y Nicolás De La Cruz, la joyita de Liverpool de Montevideo. Además, Nicolás Schiappacasse con rose internacional en la Copa Libertadores en su momento con River Plate y ahora en la filial del Atlético de Madrid.

Argentina y Venezuela

Entre tanto, Argentina cuenta con dos nombres que ya sobresalen en el fútbol local y prometen mucho de cara al futuro. Lautaro Martínez es uno de ellos, el jugador de Racing estuvo en duda hasta último minuto por una fisura en el tabique, sin embargo fue autorizado para disputar la cita con la albiceleste. Junto a él resalta la presencia de Santiago Ascacibar, el mediocampista de 20 años que milita en Estudiantes sueña con Europa y algunos clubes ya lo han contactado. En Argentina le han denominado como el sucesor natural de Mascherano.

Venezuela por otra parte, que ha hecho buenas presentaciones en los torneos de la categoría Sub-20 en los últimos años, tendrá en sus filas a un experimentado Adalberto Peñaranda. El actual jugador del Málaga es la principal estrella de la ‘Vinotinto’, junto a la promesa de Yeferson Soteldo quien llevará el ’10’ en la camiseta. Ambos futbolistas son regulares seleccionados de la absoluta.

Los de Concacaf

En el cono norte del continente americano despuntan tres hombres que sueñan con aparecer en las pretenciones de clubes europeos de primera división. El primero de ellos es Darixon Vuelto, el hondureño ya juega en el viejo continente, lo hace con el Tenerife de la segunda división; su agilidad, carácter en el mediocampo y olfato de gol serán la guía de los ‘Catrachos’ en este Mundial.

Mientras tanto, en México, Ronaldo Cisneros es la gran promesa a seguir. Los Aztecas siempre acumulan excelentes presentaciones en los torneos de las categorías juveniles, por lo que será muy probable que el delantero del Santos Laguna de su país vea portería en varias ocasiones.

El último nombre que surge tiene apellido histórico y representa a Estados Unidos. Jonathan Klinsmann, escogió desarrollar su carrera en una posición totalmente opuesta a la que tenía su padre, Jürgen, y será el encargado de defender la portería de la selección de las barras y las estrellas.

En Europa

Por otra parte, cruzando el océano atlántico se encuentran más jugadores de buen nivel que no habrá que perder de vista durante este mes. Ademola Lookman se instala entre las promesas de los europeos tras sorprender en Inglaterra, primero con el Charlton Athletic en la League One y a mitad de temporada dando el salto con el Everton, que pagó 12 millones de libras por su pase en enero de este año.

En Francia, Marcus Thuram, no solo destaca por ser el primogénito de la leyenda que jugaba de defensa central, sino por su talento y velocidad por las bandas. Aunque Marcus nació en Parma, Italia; ha desarrollado su carrera de futbolista con el Sochaux, por lo que disputará la cita con ‘Les Bleus’.

Junto a él, sobresalen también las figuras de Jean-Kevin Augustin, que intercalado varios partidos entre la primera plantilla del PSG y la reserva. Y también el portento de Alban Lafont, el guardameta revelación del Toulouse será el encargado de resguardar el arco francés.

El tercer caso de la participación en este Mundial Sub-20 del hijo de un mito, es el de Federico Chiesa. Su padre, Enrico, representó a Italia en innumerables ocasiones y fue figura de la liga italiana durante más de dos décadas. Federico apenas comienza su carrera profesional, pero ya ha destacado en el mediocampo del ACF Fiorentina y es la principal figura de la escuadra italiana de cara a este mundial.

Por último, Philipp Ochs es la esperanza en la que Alemania pone todas sus fichas. Perteneciente al Hoffenheim, el capitán de los teutones, ha pasado por todas las categorías inferiores de la selección de su país, juega de interior izquierdo, aunque su despliegue en la cancha le hace sobresalir como un jugador polivalente que además de retrasar su posición al lateral izquierdo, ha jugado incluso de delantero.

Habrá que ver qué depara el fútbol en esta Copa Mundial Sub-20, donde lo único seguro, es que se podrá ver a las futuras figuras del fútbol internacional.