La corrupción aumentó en 2016 en América Latina, según el Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de la ONG TransparenciaInternacional, que otorgó la mejor nota de la región a Uruguay y la peor a Venezuela.

Además para el Índice de Democracia 2016 elaborado por la revista The Economist, la democracia uruguaya es “completa” y está entre las veinte mejores del mundo, Uruguay se encuentra en el puesto 19 en el ranking y supera a países como Estados Unidos, que es calificado como una “democracia con fallas”.

El estudio sobre niveles de corrupción ubica a Uruguay en el lugar 21 en la lista de percepción de corrupción, Chile, en el 24, y Costa Rica en el 41, son los otros países latinoamericanos entre los 50 mejor ubicados.

El ranking, que a nivel mundial pone a Nueva Zelanda y Dinamarca como los países menos corruptos y a Somalia como el que más, evidencia que sólo dos de los 19 países latinoamericanos aprobaron -al obtener más de 50 puntos de un máximo de cien- y que once empeoraron sus datos con respecto al año pasado.

Latinoamérica en puntajes se divide así: Uruguay, que sumó 71 puntos y quedó en la posición 21ª de la clasificación general, se colocó Chile (24ª posición, 66 puntos), seguido de Costa Rica (41ª, 58 puntos), Cuba (60ª, 47 puntos), Brasil (79ª, 40 puntos), Panamá (87ª, 38 puntos). Le siguen Colombia (90ª posición, 37 puntos), Argentina (95ª, 36 puntos), El Salvador (95ª, con 36 puntos), Perú (101ª, 35 puntos), Bolivia (113ª, 33 puntos), República Dominicana (120ª, 31 puntos) y Ecuador (120ª, 31 puntos).

Al final de la tabla latinoamericana Venezuela (166ª posición, 17 puntos), Haití (159ª, 20 puntos), Guatemala (136ª, 28 puntos) y Paraguay, México y Honduras, compartiendo la 123ª posición, 30 puntos.

Alejandro Salas, director de TI para las Américas, lamentó en declaraciones la caída general de los resultados de América Latina y destacó la evolución de cuatro países: México y Chile, por su comportamiento negativo, y Argentina y Brasil, por sus avances.

La mejor democracia

El ranking 2016 de mejor democracia es liderado por Noruega y tiene a Uruguay en el puesto 19, con un puntaje general de 8,17 sobre 10. Uruguay se destaca especialmente en algunos rubros puntuales como “proceso electoral y pluralismo” y “libertades civiles”, en los que alcanza el puntaje máximo de 10.00.

Otros rubros presentan puntajes menores como “funcionamiento del gobierno” con 8,93 y “cultura política” con 7,50. El peor desempeño de Uruguay, de todos modos, se da en “participación política”, donde obtiene un 4,44.

Con estos puntajes la democracia uruguaya aparece como la mejor de Latinoamérica. Además Uruguay es el segundo país de habla hispana mejor ubicado detrás de España, que está en el puesto 17.

Para The Economist, en Latinoamérica se vive una “resaca populista” producto de que varios países de la región se desplazaron hacia contextos políticos “más calmos” con la llegada al poder de gobiernos de “centro-derecha” y “promercados”, dejando atrás a los gobiernos “populistas de izquierda” que habían respondido a las políticas neoliberales de décadas anteriores.

El informe establece además que Estados Unidos bajó su calificación a “democracia con fallas” debido a “descenso histórico” de la confianza en el sistema político por parte de los estadounidenses. El informe concluye que la baja en la confianza fue beneficiosa para que el actual presidente Donald Trump llegara a la Casa Blanca.

Entre los 50 mejores

El estudio sobre niveles de corrupción ubica a Uruguay en el lugar 21 en la lista de percepción de corrupción, Chile, en el 24, y Costa Rica en el 41, son los otros países latinoamericanos entre los 50 mejor ubicados.