Cinve presentó ayer un análisis sobre la evolución de la economía uruguaya en los próximos dos años, considerando un escenario probable, un escenario de mayor complejidad internacional y regional, y uno más probable según la evolución de los últimos meses.

Cinve es dirigido por el economista Diego Aboal, y que tiene en su consejo directivo al exministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo y como investigadores, entre otros al economista Carlos Paulino, Gabriel Oddone y Mario Mondelli, manteniendo una línea independiente.

El estudio presenta dos escenarios posibles para el precio del barril de petróleo, uno que mantiene los actuales niveles por debajo de los 60 dólares, y otro escenario que para algunos es más posible, un aumento del precio para ubicarse en el entorno de los 70 dólares.

Al mismo tiempo se mantiene la incertidumbre sobre los precios de los comodities, especialmente los granos que han bajado más de 20% en un año, aunque el precio de la carne ha subido y la celulosa se mantiene

Los escenarios para Uruguay

Ante ese escenario de incertidumbre, el informe plantea distintos escenarios para la evolución de la economía uruguaya.

“Nuestra perspectiva en el escenario de base -o el más probable- no es esperable observar una rápida recuperación de la economía global” salvo la de Estados Unidos. En ese escenario se plantea una caída de precios de 15% de los commodities durante este año y estabilidad en 2016 al tiempo que el petróleo se ubique entre 60 y 70 dólares el barril.

Para los países vecinos estiman un crecimiento nulo de la economía argentina este año y para Brasil una contracción de 0,5%. Ya para el 2016 una recuperación en ambos países, de 2,2% para Argentina y 1,4% para Brasil.

También se plantea un escenario más pesimista en la situación internacional y donde Argentina y Brasil tendrían una contracción de sus economías de 1,5 y 2,9% respectivamente, y una recuperación mínima en 2016 de apenas 07 y 0,2%.

Cinve maneja además un tercer escenario más positivo para nuestro país donde los países emergentes se recuperen más rápido de lo estimado ahora. Un escenario de fuerte impulso en China e India, con planes de inversión pública, y donde la Reserva Federal de EEUU, no avance tan rápido en la modificación de su política monetaria.

“Estas situaciones en conjunto provocarían que la contracción en el precio de los metales y los commodities alimenticios fuera algo menor a lo esperado. Aquí se toman en cuenta las perspectivas del Banco Mundial que indican que la canasta de commodities agropecuarios relevante para Uruguay caería solo 5% en 2015 y 1% en 2016.

Finalmente el estudio se enfoca en cómo impactarían en Uruguay esos escenarios.

“El primer punto a destacar es que en todos los casos, incluso en el escenario pesimista la economía uruguaya registraría crecimiento, tanto en 2015 como en 2016. En el escenario central la economía crecería 2,5% y 2,1%, respectivamente” sostiene.

Agrega que “mientras en circunstancias negativas para el país la economía crecería por debajo del 1%, en un escenario optimista la economía podría crecer más de 3%, registro cercano al de 2014”.

En el peor escenario “con el mundo y la región jugando en contra del país, durante 2016 el crecimiento sería realmente magro, cercano a 0,8%” advierten.

En el escenario donde se produzca “algo de ayuda del contexto internacional y regional”, agrega el documento, “las tasas de crecimiento serían superiores al 3% tanto en 2015 (3,1%), como en 2016 (3,4%)”.

“Finalmente creemos pertinente señalar que en el escenario internacional que asignamos mayor probabilidad, la economía uruguaya crecería 2,5% y 2.1% en 2015 y 2016 respectivamente” concluye el informe.

Por la positiva

El informe de Cinve destaca los niveles de crecimiento que podría alcanzar la economía con algo de ayuda del contexto internacional y regional. En el escenario positivo las tasas de crecimiento serían superiores al 3% tanto en 2015 (3,1%), como en 2016 (3,4%).