El presidente de Estados Unidos, Donald Trump , dijo ayer que la crisis política y económica en Venezuela es una “vergüenza para la humanidad”, y que constituye una situación que la región no había visto “en décadas”.

“Uno ve la riqueza de ese país y se pregunta ¿Por qué está ocurriendo esto? Pero es que el país ha sido administrado increíblemente mal durante varios años”, dijo Trump durante una conferencia de prensa junto a presidente de Colombia, Juan Manuel Santos .

Trump volvió a opinar sobre la crisis que atraviesa el gobierno de Nicolás Maduro y la calificó como “una desgracia”. “Una Venezuela estable y pacífica está en el interés de todo el hemisferio. Estados Unidos está del lado de todos quienes desean ser libres en el continente”, agregó.

Por su parte el dirigente chavista Diosdado Cabello aseguró que debe acusarse por “terrorismo” a las empresas de envíos internacionales que ingresen a Venezuela máscaras, cascos, balines y otros equipos que calificó de “material de guerra” para las protestas contra el Gobierno.

“Si usted tiene una empresa de envío, de puerta a puerta, courier, y usted permite que traigan equipamiento para terroristas, a usted debe aplicársele la ley contra el terrorismo”, afirmó Cabello, también diputado, en su programa semanal de televisión.

El dirigente chavista mostró máscaras antigas, lentes protectores, resorteras, cascos, pelotas de golf, guantes y balines de metal que -aseguró- fueron incautados por los cuerpos de seguridad cuando varias empresas pretendían ingresarlos al país. En las protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que se iniciaron el 1 de abril, jóvenes con cascos, máscaras antigas, resorteras y guantes se enfrentan a los cuerpos de seguridad, que los dispersan con bombas lacrimógenas, balas de goma y chorros de agua a presión.

Cabello, además, leyó una lista con los nombres de varias empresas, con sus direcciones y números de teléfono.

“Están trayendo material terrorista, van a ser juzgados por la ley antiterrorismo (…) Señores, están avisados, están trayendo material de guerra para Venezuela”, les advirtió.

Las manifestaciones de los opositores, que piden elecciones generales para superar la grave crisis política y económica del país, dejan 43 muertos y centenares de heridos y detenidos desde el 1 de abril. “Están trayendo material subversivo para Venezuela. Señora clase media, son los que traen las resorteras y los balines para que asesinen a sus hijos. Llamen de una vez a la Embajada Americana a ver si los va a defender, al Parlamento Europeo”, agregó Cabello.

El Gobierno acusa a Estados Unidos y a países de la Unión Europea de apoyar las “acciones de terrorismo” de la oposición.

Sancionados los jueces

El Tesoro de EEUU impuso sanciones a ocho jueces del Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ). La decisión de las autoridades estadounidenses implica la congelación de todos los bienes que estas personas puedan tener en ese país y la prohibición para ciudadanos e instituciones estadounidenses de realizar cualquier tipo de transacción con estas personas.

El Parlamento venezolano (AN) está controlado desde enero de 2016 por una mayoría de diputados opositores al gobierno del presidente Maduro. El Departamento del Tesoro de EE.UU. señaló que el año pasado la Sala Constitucional del TSJ emitió una serie de decisiones que interfieren o limitan la autoridad de la AN. Las autoridades estadounidenses se refirieron, por ejemplo, a una decisión de los magistrados en enero de este año que permitió a Maduro dirigir su discurso anual ante el TSJ en lugar de a la AN, como establece la Constitución.

También destacaron que en diciembre de 2016, el TSJ designó a los miembros del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, otra facultad que a Carta Magna venezolana atribuye al Parlamento.