Durante los próximos 4 años viajarán en un motorhome de la mano de dos proyectos: Road4world y Uruguayos en el Mundo. Su particular aventura los llevará a entrevistar a personas, ideas y proyectos que están transformando el mundo en diversos ámbitos.

Se han propuesto visitar al Dalái Lama en la India, a Naomi Klein en Canadá, a Lucy Hawking en Inglaterra, Ken Robinson en California y 60 personalidades más, para rodar entrevistas que compartirán de forma gratuita en las redes sociales.

De la misma forma, visitarán cerca de 100 proyectos que están transformando el planeta, para dar a conocer su trabajo con microdocumentales de 5 minutos, y difundir estas ideas con miles de personas que ya los siguen a través de Facebook, Twitter o YouTube.

Destacan proyectos como Plant for the planet, niños que plantan árboles por todo el mundo para reforestar el planeta; Malaria Spot, un juego a través del cual se logra diagnosticar la malaria; Wiki House, un sistema de construcción de casas abierto y accesible para todos, entre otros muchos que puedes consultar en la web del proyecto viajero: www.road4world.com

Cuando Ana y Martín soñaban desde su casa y daban forma a este proyecto, pensaban que dar la vuelta al mundo con la bandera uruguaya representaba una gran oportunidad de dar a conocer nuestro país. Y así dieron vida a un proyecto paralelo, Uruguayos en el mundo, hecho por y para nosotros.

Cámara en mano, entrevistarán a compatriotas por medio mundo, para conocer y difundir sus historias de vida. A través de Facebook y su canal de YouTube, publicarán entregas en capítulos de uruguayos en cada país o región que visiten, a lo largo de los 75 países que conforman el itinerario del viaje.

Como asegura Ana: “creíamos que esta era una oportunidad irrepetible de visitar a miles de compatriotas por el mundo. Conocer de dónde vienen, qué historia guardan dentro de sí para compartirlo con todos los que nos esperan allí en Uruguay y también los que estamos fuera. Esto para nosotros representa un sueño hecho realidad”. Luego de visitar los 5 continentes por tierra, mar y aire, visitarán los 18 departamentos del interior del país antes de llegar a la capital y reencontrarse aquí, con su familia y tierra natal.

Hace apenas unas semanas han comenzado a realizar viajes puntuales por España, Andorra, Portugal y Marruecos, en lo que denominan la etapa cero del proyecto, mientras apuran los últimos meses en casa entre preparativos, primeras entrevistas y visitas.

Dejarán atrás sus trabajos como freelancers de comunicación, para volcar sus conocimientos en un proyecto sin ánimo de lucro y con una máxima que ellos definen con la palabra “compartir”. El papá de la expedición lo resume así: “Desde hace décadas la humanidad afronta desafíos y problemas en diversos ámbitos. Mientras políticos, medios y centros de poder debaten cómo adaptarnos a esta nueva realidad, personas y colectivos de todo el planeta ya trabajan en un nuevo mundo, haciendo real un cambio tangible del que se benefician millones de personas.

Nuestro viaje en familia pretende retratar este cambio y abrir una pequeña ventana en la red, para que llegue a millones de personas el trabajo que todos ellos realizan”.

El próximo febrero esta familia emprenderá la primera etapa del periplo por el norte de Europa, que los llevará al punto más septentrional del continente, Cabo Norte, en Noruega. La segunda etapa transitará por el centro y sur del viejo continente y cruzarán nuevamente a África, esta vez para recalar en Túnez. El tercer tramo será, como ellos definen, un caos logístico: partirán desde Turquía, recorriendo Irán y atravesando Pakistán, puente para llegar a la India.

La ruta por el continente asiático los llevará por China, Japón, Indonesia, Nepal, Laos, Malasia, Camboya, Singapur, Tailandia y Vietnam. Desde este último país, subirán su casa sobre ruedas a un buque de carga rumbo a Canadá, mientras visitan, mochila en hombros, Australia y Nueva Zelanda. En la última etapa viajarán desde Vancouver hasta Tierra del Fuego, para finalmente llegar a Uruguay.

El proyecto cuenta con seis blogs temáticos desde los que ya comparten reflexiones, fotografías, videos y experiencias. El blog dedicado al proyecto Uruguayos en el mundo, lo lidera un personaje anónimo, llamado “El uruguayo viajero”. Según ellos afirman no tienen muy claro si es hombre o mujer, niño, joven, adulto o abuelo; si es gordo o flaco, alto o bajo, solo saben que aparece delante de su cámara allí donde van. Como comenta Ana, “da igual en qué parte del mundo estés, siempre como por arte de magia aparece un uruguayo”.

Un sueño colectivo, o un sueño colaborativo como ellos prefieren denominar: “esta aventura no tendría sentido sin el apoyo de cientos de personas que nos empujan en las redes y los encuentros que vamos teniendo en estos primeros días. Este proyecto es abierto a todos los que quieran sumarse.

Día a día nos llegan propuestas e ideas por correo electrónico y desde Facebook que enriquecen y van dando forma a este sueño”. Ana y Martín llevan consigo varios retos por delante, como la financiación del viaje, la educación de sus hijos durante el transcurso de estos cuatro años y muchas otras peripecias, que tienen claro que el camino les irá regalando.

“Desde que llegamos a España con nuestra vida compactada en dos valijas de 20 kilos, hemos aprendido a que todo es posible con ganas e ilusión. Después de varios años trabajando como empleados, nos lanzamos por nuestra cuenta, emprendiendo varios proyectos, con más o menos suerte”.

Y complementa Ana: “creo que a esta altura somos unos buscavidas, como buenos uruguayos; tal vez esto represente para muchas personas un salto al vacío, pero estamos convencidos que donde el corazón manda, la energía aflora y los sueños se hacen realidad. Vida solo hay una y no queríamos que el día de mañana nos tuviéramos que preguntar ¿y si lo hubiésemos hecho?”.