Iribarren busca identificar a los funcionarios que aparecen y determinar la responsabilidad de cada uno. Cabe recordar que en el video se ve claramente cuando uno de los funcionarios le da un puntapié a uno de lo jóvenes ya esposado y en el piso.

Ayer en la sede judicial declararon como testigos y parte demandante, la directora del Sirpa, Gabriela Fulco, la ministra de Desarrollo Social Marina Arismendi y la directora de la Institución Nacional de Derechos Humanos, Mirtha Guianze. La denuncia fue presentada por abusos y posible tortura y Fulco y Guianze las presentaron por separado.

Fulco a pedido de la fiscal, detalló el rol y la tarea asignada a cada uno de los funcionarios e informó sobre el protocolo de actuación que deben seguir los funcionarios en caso de disturbios. La Justicia continuará esta semana tomando declaraciones a los implicados, incluídos los menores que se ven en el video.

Como informara LA REPÚBLICA, cuando se conoció el video el jueves pasado el presidente del sindicato de INAU, y vicepresidente del PIT-CNT, José Lorenzo López, dijo que era un accionar común y que el problema era que fundamentalmente los funcionarios no sabían como actuar a falta de un protocolo que las nuevas autoridades aún no han elaborado.

No obstante, en declaraciones a La Catorce10 reconoció que se cometieron “excesos”. La presidenta del Sirpa, Gabriela Fulco, aseguró ayer a la salida del juzgado que “hay protocolos que están en vigencia hace mucho tiempo”.

Cabe recordar que legisladores del Frente Amplio, la oposición, organizaciones de derechos humanos, repudiaron públicamente el hecho. La Confederación de Funcionarios del Estado (Cofe) fue la única organización que dio su respaldo a López. En la sede de Cofe ayer López dio una conferencia de prensa.

Dijo que se trató de una maniobra política a varias puntas para minimizar el paro general total del 6 de agosto.

“Fue un operativo político a varias puntas para descentrar la atención del paro más grande realizado por el PIT-CNT”, dijo López.

Sin embargo admitió que uno, de los más de 20 funcionarios que entraron al módulo, tuvo una “actitud deplorable”, refiriéndose a quien le dio patadas a dos jóvenes ya reducidos en el piso. López aseguró que él ingresó minutos más tarde al módulo y que no vio nada de eso.

López dijo que la cantidad de funcionarios que se encontraban ese día en el INAU se debía a un intento de motín que se había llevado a cabo esa mañana.

Además, criticó que las autoridades no se hicieran presentes ese día en la institución, “hay un compañero que da un puntapié lo que es deplorable, pero también quiero que se investigue porque en un día tan complicado, los asesores de la presidenta del Sirpa que fueron destinados para dar una supervisión permanente, no se hicieron presentes en todo el día”, señaló.

También dijo que “tenemos la necesidad de demostrar en qué condiciones trabajan los funcionarios”, apuntó el dirigente gremial asegurando que hay 20 funcionarios del INAU en el Banco de Seguros del Estado y otros tantos atendidos por afecciones psiquiátricas.

PIT-CNT analiza situación de López

Hoy el PIT-CNT analizará la situación del vicepresidente de la central obrera, López, tras los hechos del Ceprili. La dirigencia tomará una postura. Entre las posibilidades están el pedido de renuncia, sugerirle que se tome licencia o hasta el respaldo institucional.

En este sentido López solicitó a la central sindical que conforme una comisión -integrada por Derechos Humanos, abogados y representantes del PIT-CNT, para estudiar la situación ocurrida en Ceprili. Además, dijo que acataría lo que resolviera la Justicia y la central sindical.