Funcionarios de la mencionada repartición obtuvo datos que sindicaban que en una vivienda situada en la calle Ecuador y Faccelli operaban traficantes de drogas. Fue así que munidos de una orden de allanamiento ingresaron a la misma y se encontraron frente a un laboratorio donde se cultivaba marihuana.

En el procedimiento se incautaron semillas secas, 16 plantas de cannabis de más de dos metros de alto, 36 de tamaño mediano y 47 chicas. También se requisaron balanzas de precisión, bomba de oxígeno, lámparas de alto voltaje, botellas de solvente y otros elementos. A su vez se estableció que existía una conexión ilegal a la energía eléctrica. Durante el operativo el dueño de casa de 52 años de edad y su hijo de 25 fueron detenidos. Los antecedentes del caso pasaron a la órbita de la Justicia y ambas personas declararon ante el magistrado que los procesó sin prisión.