La inspectoría de la Dirección Nacional de Migración ubicada en la ciudad de Fray Bentos (departamento de Río Negro) implementó diferentes operativas que determinaron un tiempo promedio de atención de un minuto y medio por cada vehículo que ingresa al control.

Enero de este año cerró con un incremento cercano al 20% en los controles respecto a enero de 2016, según informó la directora Nacional de Migración, Myriam Coitinho.

Particularmente en la inspectoría que está ubicada en el puente Gral. San Martín, en Fray Bentos -que es una de las más utilizadas por los argentinos para el ingreso a nuestro país- pasaron 152.491 en enero de 2017, mientras que en enero de 2016 fueron 127.820.

Allí se agregaron dos nuevos puestos de control totalizando 8 cabinas de ingreso.

En cuanto a la primera quincena de febrero, la jerarca manifestó que “no hubo incremento en Fray Bentos, aunque sí se notan aumentos en otras inspectorías como por ejemplo en Carrasco y el puerto de Colonia”.