El Gobierno Nacional en pleno está abocado a dar respuestas concretas a lo que fueron las negativas consecuencias del tornado que arrasó a gran parte de la ciudad de Dolores. Hoy, en el Consejo de Ministros que tendrá lugar en la Torre Ejecutiva habrá una evaluación de los daños y pérdidas así como de las medidas a implementar para comenzar una rápida reconstrucción de la zona devastada. Ayer, el 41% de la población de Dolores no contaba con el servicio de energía eléctrica y la UTE registró la caída de dos torres de alta tensión y 250 columnas y postes, mayormente de la propia ciudad doloreña.

Autoridades gubernamentales se trasladaron este fin de semana a la ciudad de Dolores para garantizar la atención de las personas desplazadas. El prosecretario Juan Andrés Roballo remarcó la solidaridad de la población y precisó que la recepción de ayuda se realiza por el Sistema Nacional de Emergencias y la Intendencia de Soriano.

“Fue un tornado de mucha gravedad que devastó gran parte de Dolores”, sostuvo el prosecretario de la Presidencia de la República y director superior del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

El jerarca fue acompañado por el ministro de Salud Pública, Jorge Basso; de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi; de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León; de Desarrollo Social, Marina Arismendi; el subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez; del director nacional de Sistema Nacional de Emergencias, Fernando Traversa y otras autoridades nacionales y departamentales.

El alcalde de la ciudad de Dolores, Javier Utermark se encontraba ayer en las proximidades del río San Salvador, donde las aguas cubrieron siete manzanas y obligó a una rápida evacuación de los habitantes. Ayer, en diálogo telefónico confirmaba que “sigue lloviendo; lo hizo todo el día. Dada esta situación nadie ha podido acomodar nada.” Informó que el tornado afectó un total de 120 manzanas de la ciudad y entre 800 a 1.000 viviendas dañadas, algunas de ellas totalmente destrozadas y con riesgo de derrumbe.

Hasta la tarde de ayer, había unas 120 personas evacuadas que fueron llevadas al Club Bella Vista, ubicado en el barrio Sur de Dolores. La tarea emprendida en las últimas horas es concretar una limpieza de la ciudad, ya que quedaron varios árboles y chapas tiradas en la calle. Se está dando alimentación y atención médica a la población que no puede quedarse en sus viviendas.

La ministra de Vivienda, Eneida De León, explicó ayer a LA REPÚBLICA, que se viene haciendo un relevamiento primario de la situación a través de la conformación de 19 equipos de los cuales participan la Sociedad de Arquitectos del Uruguay; Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Ministerio de Vivienda e Intendencia de Soriano. De León afirmó que un tercio de las manzanas de toda la ciudad de Dolores quedaron afectadas por el paso del tornado. “Eso implica un trabajo primario muy grande, que se está haciendo lo más rápido posible”, indicó la jerarca.

Señaló que la tarea se vio dificultada por la creciente de los ríos que llevó al corte de algunas rutas y la complejidad para regresar a Mercedes, ciudad capital de Soriano.

Hoy sesionará el Consejo de Ministros en Montevideo ya que el propio presidente Vázquez decidió suspender el que se iba a hacer en Lavalleja, debido al estado de emergencia en Dolores.

Esta mañana el tema prioritario a abordar será precisamente las acciones que se tomarán para la asistencia en la emergencia y en iniciar el proceso de reconstrucción.

De León indicó que si bien harán falta materiales de construcción para la reparación y construcción de viviendas, las constantes lluvias no permiten iniciar estos trabajos. En tanto, lo prioritario es atender la emergencia, tanto para dar un alojamiento a quienes perdieron sus viviendas o que están en peligro de derrumbe, en aspectos sanitarios y alimenticios.

“Hay que dar tranquilidad y certezas”, indicó la ministra. Dijo que hay equipos de Mevir prontos para intervenir cuando se disponga pero aclaró que esa tarea se hará en coordinación con la Intendencia de Soriano y el Sistema Nacional de Emergencias.

“Lo que pasó en Dolores fue un desastre”, afirmó la ministra De León. Destacó que hay una cantidad de columnas de luz y teléfono caídas, así como cables del tendido eléctrico, lo que genera un riesgo para la vida humana. “Toda la infraestructura está muy afectada”, añadió.

UTE: 3.900 clientes afectados

El director de UTE, Walter Sosa informó ayer que 3.900 de los 9.400 clientes del ente en Dolores están sin energía eléctrica, lo que representa el 41% de la totalidad de usuarios de este servicio.

“Es una emergencia de color rojo, la situación está muy compleja”, reconoció el director de UTE.

El tornado que pasó por Dolores el día viernes fue el principal causante del cese del suministro de energía. Este fenómeno provocó la caída de dos torres de alta tensión (160 mil voltios) lo que llevó a que en primera instancia toda la ciudad quedara sin luz. Ante esta situación, se decidió suministrar el servicio por una vía sustituta que es la que administra a casi el 60% de la población.

En unos 10 días serán reconstruidas estas torres de transmisión con infraestructura que llevarán desde el departamento de Colonia.

Para reparar el tendido de líneas eléctricas hay 15 cuadrillas formadas por funcionarios de UTE y de empresas contratadas, provenientes de distintos puntos de Soriano, y de otros departamentos.

Uno de los desafíos para los próximos días es restituir unas 250 columnas y postes caídas, pertenecientes a UTE, por el accionar del tornado en la zona urbana de Dolores y algunas que estaban ubicadas en el área rural. “Tenemos la dificultad de trabajar con este barrial y de lluvias permanentes”, indicó Sosa. Aclaró que está la complejidad para restablecer el servicio de energía a las viviendas que tenga daños estructurales serios o que la instalación no esté en condiciones. “En caso contrario estaremos poniendo en riesgo a sus residentes”, alertó.

El director dijo que no se puede dar una fecha exacta de cuándo se restablecerá el servicio. “Está trabajando muchísima gente, en coordinación con el Ejército en un caso que está fuera de lo común. Se deberá de evaluar cada una de las situaciones”, expresó.

Despliegue de FFAA

Las Fuerzas Armadas colaboran con la recepción y distribución de donaciones, limpieza y recuperación de la ciudad de Dolores, comunicación entre equipos de emergencia, traslado de damnificados, manejo de maquinaria y camiones, además de apoyo sanitario. Hasta el mediodía de ayer se efectuaron 500 traslados de escombros en camiones militares. El helicóptero Airbus AS-365 se utiliza en los traslados a Montevideo.

Además, hubo traslados a través de la Fuerza Aérea, entre ellos, el de un niño de 5 años desde Rosario, Colonia, con destino a Montevideo. Mientras tanto, la Armada Nacional evacuó a un centenar personas en los departamentos más afectados, Colonia y San José, en particular sobre las ciudades de Carmelo, Juan Lacaze y Santiago Vázquez.

Cuatro muertos, y seis niños en grave estado

El ministro de Salud Pública Jorge Basso dijo que al momento no hay niños fallecidos pero sí hay tres que se encuentran muy graves y están internados en los CTI de Montevideo, Paysandú y Rosario. Otros tres niños permanecen internados en el Hospital de Mercedes porque requirieron intervenciones quirúrgicas y cursan los postoperatorios correspondientes. Agregó que tres niños más, que ya estaban internados en Dolores con anterioridad, fueron evacuados hacia Mercedes por el riesgo que presentaba el centro asistencial de Dolores.

En cuanto a los adultos, el ministro informó que se constataron cuatro fallecimientos -tres hombres y una mujer -, más cinco que permanecen en cuidados moderados y otros 28 pacientes fueron derivados a hospitales de Fray Bentos y Mercedes, de los cuales dos están en CTI y tienen un pronóstico reservado. Asimismo, explicó que 15 pacientes que estaban hospitalizados en Dolores debieron ser evacuados, al igual que los niños, por el peligro edilicio que presentaba el hospital local, que serán evaluados con precisión.

Por otro lado informó que la población usufructuaria de ASSE deberá dirigirse al prestador de atención CAMS donde será atendida sin costo, hasta que se encuentren soluciones definitivas. También destacó la voluntad de apoyo del Hospital Evangélico.