En aquel año del siglo pasado, el grado de alcohol en sangre permitido era de 0,8; luego pasó a 0,5 y actualmente y hasta el 15 de mayo es de 0,3 gramos por litro de sangre.

La decisión de la “tolerancia cero” de alcohol en el tránsito nació en un consenso logrado ayer en lo que fue la segunda reunión de la comisión multisectorial que trabaja desde el pasado mes de marzo a instancias del presidente Vázquez, en la redacción de los parámetros generales de lo que será una nueva ley que regulará el alcohol, desde su expendio hasta el consumo, pasando incluso por las áreas de publicidad y marketing.

Pero la tolerancia cero de alcohol en el tránsito no es nueva. Hace un año, la Unasev, la Unidad Nacional de Seguridad Vial, presentó un anteproyecto de ley que apuntaba a reducir a cero los grados de alcohol en sangre permitidos en los conductores de vehículos masificando ese parámetro que hoy rige únicamente para los conductores profesionales.

La intención ahora es masificar el cero para todos los conductores de vehículos con motor aunque ayer nada se dijo si será gradual o regirá inmediatamente del próximo día 15 de mayo. El nuevo límite de tolerancia deberá ajustarse también en materia de las pólizas de seguros y de trámites jurídicos, tal como se ha hecho en los anteriores casos cuando el sistema modificó los niveles aceptables de alcohol en sangre.

Uruguay no estará solo en la ley seca al volante. Brasil, Croacia y la provincia argentina de Córdoba tienen la misma “tolerancia cero” al alcohol en sangre en todos los conductores de vehículos.

Brasil la aplica desde el año 2008; Croacia desde el 2004 y Córdoba desde mediados del año pasado. En todos los casos de estos países y de la provincia argentina, la siniestralidad en el tránsito se redujo sensiblemente, según datos oficiales. La medida de cero alcohol se vio acompañada del incremento de las multas a quienes violaban la disposición. En la comisión multisectorial de ayer, nada se dijo al respecto.

Según datos que maneja la Unasev, en nuestro país los hombres son más infractores que las mujeres a la hora de respetar los parámetros de alcohol en sangre.

La comisión arribó también a otras medidas que fueron rubricadas por el presidente Vázquez que encabezó la instancia de ayer. Se realizará una campaña de comunicación sobre los riesgos del consumo problemático de alcohol y se analizará incluir este tema en la currícula docente.

Próxima medida

La próxima reunión de la comisión será en 15 días. Allí se tratará el expendio de bebidas con alcohol. Voceros que participaron de la reunión adelantaron a LA REPÚBLICA que en la próxima se analizará la venta de bebidas alcohólicas en las estaciones de servicio; un tema que para el presidente Vázquez es inaceptable y que, aparentemente, tiene el apoyo político y de los sectores sociales como Cambadu y la Federación de la Bebida para erradicar la venta de alcohol en los servicentros, algo que los dispensarios de combustibles rechazan.

“Unidad del sistema político”

Los legisladores Verónica Alonso (PN) y Daniel Radío (PI) fueron los integrantes de la comisión que informaron en conferencia de prensa las decisiones tomadas.

“Nos importa mandar señales claras de que se tomarán medidas concretas”, dijo el diputado Daniel Radío, subrayando que el decreto de “tolerancia cero” de alcohol en el tránsito “no es un decreto realizado de espaldas a la sociedad, sino que cuenta con todo el respaldo político”.

La senadora Verónica Alonso destacó la “señal de unidad” del sistema político y de las organizaciones sociales, la industria, el comercio y los trabajadores organizados en torno a un tema de preocupación común.

Además de encabezar la reunión el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, estuvieron también presentes el prosecretario Juan Andrés Roballo, la senadora Verónica Alonso, la senadora Marta Montaner, los diputados Luis Gallo (FA) y Daniel Radío, el presidente de Cambadu Mario Menéndez y el secretario general de la FOEB Richard Read.