El gobierno de Nigeria anunció la creación de un equipo de emergencia para evitar posible entrada al país del brote de ébola detectado en la República Democrática del Congo (RDC), informó la Agencia Panafricana de Prensa.

La entidad, integrada por expertos y funcionarios, entre ellos algunos que enfrentaron la enfermedad en Liberia, tendrá facultades para actuar ante casos de infectados detectados en cualquier parte del país, declaró el ministro de Salud, Isaac Adewole, citado por la fuente.

El titular explicó ante el Consejo Ejecutivo Federal las medidas urgentes del sector en el país para evitar que el virus del Ébola penetre a Nigeria desde la RDC. Adewole llamó a activar ‘una alerta en todas las fronteras, ya sean terrestres, marítimas o aéreas, para poder identificar de forma rápida un eventual caso del virus, realizar exámenes médicos a sospechosos y aislarlos si resultan positivos’, declaró.

El ministro de Salud precisó que esas medidas deben extremarse en aeropuertos y puntos fronterizos. Los primeros casos de esta última epidemia de ébola aparecieron en la RDC en abril pasado en una zona de Bajo Uelé, a mil 300 kilómetros al noreste de la capital, Kinshasa, y es la octava epidemia de esa enfermedad en el país desde que apareció en 1976 en su propio territorio. El brote de 2013-2016 en África occidental registró más de 29 mil casos, el 99 por ciento de ellos en Guinea, Liberia y Sierra Leona, y de ellos murieron más de 11 mil 300.

Aquella epidemia fue la más dañina y compleja desde que se descubrió el virus en 1976, mediante dos brotes simultáneos en una localidad de Sudán del Sur (Nzara) y otra en la RDC (Yambuku), cerca del río Ebola, que da nombre al virus.