La acción de inconstitucionalidad de las leyes que crea los municipios, conocida como “Ley de Descentralización Política y Participación Ciudadana”, fue vetada por la Suprema Corte de Jusicia.

El recurso había sido presentado por Pablo Mieres del Partido Independiente, pero el mismo fue desestimado por el máximo organismo judicial, que comunicó que: “No advierte que una institucionalidad que amplía el sistema de participación ciudadana creando nuevas autoridades elegibles pueda lesionar al sistema democrático republicano de gobierno, a la Nación, etc.”.

Entre otros argumentos, se señaló que “el Sr. Ministro Dr. Pérez Manrique desestima la aplicación de la teoría del acto propio por entender que el Partido Independiente cumplió con su cometido de ser representante de la ciudadanía al comparecer a la elección de autoridades locales en algunos departamentos. El núcleo de sus cuestionamientos de constitucionalidad está orientado a impugnar la nueva institucionalidad creada por las impugnadas”.

Que el Partido Independiente haya presentado candidatos a alcaldes y participado activamente de la elección fue una de las razones fundamentales para definir el fallo.

El texto de la sentencia reafirma respecto a la ley en cuestión: “Su creación fue una opción que el legislador tomó dentro del marco de libertad que las normas constitucionales le habilitaban”.