Por: Lucía Barrios

El diputado y líder del sector Batllistas Orejanos, Fernando Amado, volvió a patear el tablero político: afirmó que no está dispuesto a hacer ningún acuerdo con los blancos. Declaró a LA REPÚBLICA que los partidos tradicionales están sufriendo una “obsesión” por desplazar al Frente Amplio (FA) del gobierno.

“Quieren llegar a él no se sabe para qué y no importa con quién, incluso puede ser con cualquiera y con todos los que se suban al carro. Por tanto, la obsesión que tienen los partidos tradicionales por sacar al FA hace que no importen las ideas. Ese camino no lo vamos a transitar, nos pague electoralmente o no”.

Afirmó que mientras algunos de sus compañeros le dice traidor, lo único que ha hecho es defender las ideas que cree que son buenas para el Partido Colorado (PC). “Los que me titulan así, tienen un pensamiento totalmente cavernícola y primitivo”.

Dijo que existe una “gran” paradoja ya que nunca votó al FA. Incluso declaró que en el último ballotage votó “entusiastamente en blanco”, porque ninguno de los candidatos lo convencía. “Yo, que siempre voté al PC, soy el traidor para aquellos que se desesperan por votar al Partido Nacional (PN). Tendría que ser al revés. Es como que se enloquecen por los blancos y tratan de buscar cualquier vericueto para votar juntos. Mientras tanto, yo defiendo al PC y no tengo ninguna otra identidad que la batllista. Hay otros que sienten un supraidentidad que es antifrente”.

Dijo que no quiere hacer acuerdos con los blancos porque pretende recorre un “camino propio”, en el cual el PC puede hacer hacer su campaña hasta octubre. Luego de esa fecha, afirmó que se podrían hacer acuerdos tanto con el FA como con el PN. “Nosotros no vamos contra nadie. Nuestro problema no es quien gane, es hacer oír nuestra voz. El que avisa no traiciona”.

Afirmó que no apoya al FA, sino que las veces que ha votado proyectos frenteamplistas es porque avala las ideas que cree que son buenas para el país. Recordó que en algunas instancias ha coincidido con frenteamplistas y en otras con blancos, independientes, colorados o con Unidad Popular. “No miramos a quién estamos apoyando, sino que analizamos las ideas que se están impulsando”.

“Al PC le falta sueños”

Después del retiro de Bordaberry, el resultado de la elección, el “fracaso” de la concertación y la desaparición de “Vamos Uruguay” como fuerza mayoritaria, se fue “reconfigurando” una interna diferente a la elección pasada, reflexionó Amado. Según sus palabras, esta situación es “positiva”: “El desmembramiento de ´Vamos Uruguay´ cambió el clima del partido”.

“Sigo creyendo que hay una élite colorada y una masa más hincha que puede ser perjudicial para el futuro del partido porque no codifica que tenemos que volver a representar al batllismo original. Pero no puedo negar que el clima interno del partido ha mejorado y que desde que no hay favoritos, la interna la puede ganar cualquiera, lo que significa que hay una enorme chance de cambio dentro del PC”.

Consideró que “el partido tiene que recorrer un camino lento pero firme, pensando en el largo plazo. No podemos cometer el tremendo error de buscar atajos para alcanzar el poder. Lo mejor que le puede pasar al PC para recuperarse de verdad es caminar en el medio del desierto con una cantimplora y una mochila de proyectos y sueños, no con la zanahoria del poder. Nos falta muchos más sueños, romanticismo y que los ciudadanos vuelvan a creer en nosotros”.

Afirmó que no hay recuperación posible del PC si no es volviendo a representar al batllismo original, configurando una versión moderna del progresismo impulsado por Batlle y Ordóñez.

El batllismo de Jorge Batlle “no representa para nada” al batllismo originario, y significó una de las razones del “vaciamiento social, político y electoral” del PC, reflexionó. Incluso afirmó que en el país está lleno de gente que se identifica con el batllismo originario pero que no votan al PC. Por tanto, afirmó que la apuesta de su sector “no es pescar en la pecera del partido”, sino que están “concentrados y obsesionados” por captar a los batllistas que se fueron del PC. “Nosotros vamos a apelar al voto prestado”.

Los objetivos de su sector

Afirmó que su sector tiene “claros objetivos” que buscan darle un “giro” al partido en clave del batllismo impulsado por José Batlle y Ordóñez, quien es “el primer presidente uruguayo de izquierda”.

Consideró que dentro de los partidos tradicionales hubo un “proceso natural de derechización y conservadurismo” que se fue acumulando por razones externas, la Guerra Fría y las dictaduras. Afirmó que el FA hizo un “buen trabajo” en vaciar a los partidos tradicionales de sus sectores más progresistas. “Queremos conectar con la gente que está fuera del PC y que se siente de izquierda. Apostamos al reformismo, a la solidaridad, a la sensibilidad, a un Estado que esté al servicio de los más débiles y a políticas sociales para que haya igualdad de oportunidades”, agregó.

Afirmó que no están atados a ningún empresario y que tienen la misma vara para medir comportamientos de propios o de contrarios. “No caemos en esa dualidad de criterios de que si es compañero mío lo mido de una manera y si es de afuera de otra. Decimos lo que pensamos y hacemos lo que decimos. Estamos dispuestos a romper con los esquemas y con los prejuicios”.

“No pienso sobre Bordaerry”

Con respecto al senador Pedro Bordaberry, quien dijo que “Amado es una de las peores personas que me tocó encontrarme en política”, Amado dijo que vivieron una “relación con muchos altibajos”, pero que “ya es parte del pasado”. “No pienso sobre Bordaberry. Él ya tomó una decisión, yo estoy pensando en cómo renovar el partido y ganar la elección interna”.

“Con Bascou y Caram, no pasó nada”

Con respecto al caso de las tarjetas corporativas y las irregularidades que han surgido dentro del PN, Amado consideró que “no está mal” la decisión que tomaron con respecto al exdirector del Brou, Pablo García Pintos, pero que es “facilísimo guapear” con él ya que es “un veterano de 80 años que ya no está dentro del partido”.

“Tenes que hacerte el fuerte con gente que pesa, como es el caso de Caram o Bascou. Esos son los gestos que precisa la ciudadanía. Me parece hasta ridículo decir que vamos a ser re duros con García Pintos. Es lo mismo que lo hiciéramos nosotros con gente que hace más de 20 años que ya no está dentro de las filas coloradas. Nosotros fuimos duros con Sanabria, por ejemplo, que era el secretario departamental del PC en Maldonado. En cambio, Lacalle Pou dejó pasar una enorme oportunidad y demostró que no va a ser más duro con los de adentro que con los de afuera. Ahí están Bascou y Caram, no pasó nada”.