Por: Gerardo Bassorelli

Concluida la Eliminatoria Sudamericana, y ya informados todos los datos que surgieron de la misma, como por ejemplo que es la primera vez que Uruguay clasifica directo con este sistema de disputa; que desde la época de 1962-66-70-74 no clasificábamos a tres Mundiales seguidos; que Cavani fue el goleador de esta Eliminatoria y que Suárez junto a Messi son los goleadores históricos de las Eliminatorias; hagamos un repaso sobre el comportamiento de cada selección desde el inicio hasta el final, el sube y baja de cada uno durante las 18 fechas de este camino hacia Rusia 2018.

Repasando las posiciones tras cada fecha disputada, vemos que Uruguay es el único equipo que en las 18 fechas estuvo en zona de clasificación, siendo el 3° puesto su peor posición. La Celeste estuvo tercera tras las fechas 3ª, 14ª y 15ª, sin haber bajado jamás ni al 4° ni al 5° puesto. El equipo de Tabárez estuvo en el 2° lugar en 10 fechas y fue líder de la Eliminatoria en las 5 fechas restantes.

Brasil estuvo en zona de clasificación en 14 de las 18 etapas y solo en las fechas 1ª, 2ª, 6ª y 7ª estuvo fuera de los cuatro de arriba. Desde la 8ª etapa en adelante no se bajó más, siendo líder desde la 10ª fecha hasta el final.

Así que Uruguay estuvo en zona de clasificación directa en las 18 fechas y Brasil estuvo en 14. ¿Y el resto? Ecuador y Colombia estuvieron en 11 fechas, Chile en 9, Argentina apenas en 5, Paraguay en 3, Perú solo en una.

Bolivia y Venezuela en ninguna.

El arranque demoledor de los ecuatorianos ganando sus 4 primeros partidos, comparado con su 8° puesto final es algo llamativo. Desde el inicio y hasta la 12ª fecha, Ecuador estuvo entre los cuatro primeros siempre, salvo en la 8ª cuando quedó momentáneamente 6°. Pero tuvo un cierre penoso perdiendo todos sus partidos.

Paraguay quedó 7° en la 6ª fecha y de allí en adelante ocupó esa posición en 11 fechas, mientras que estuvo una vez 6° y una vez 8°.

Perú arrancó 7°, estuvo 8°, llegó a ubicarse 9°; desde la 5ª y hasta la 13ª fue 8°; luego quedó 7°, 6°, 4° y finalmente 5° en las dos últimas fechas. Un verdadero electrocardiograma fue la campaña de los de Gareca.

Algo similar a lo de Chile, que se pasó toda la Eliminatoria entrando y saliendo de la zona de clasificación. Arrancó entre los cuatro de arriba, bajó al 5° puesto, luego al 6°, trepó al 4°, bajó al 7°, subió al 4°, bajó al 6°, luego fue 5°, 4°, 6°, 4°, 6° y cerró la Eliminatoria quedando 3° en la penúltima fecha y 6° tras jugarse la última.