La Mesa Política del Frente Amplio procurará en esta jornada fijar una postura única sobre Venezuela y la decisión del gobierno uruguayo de apoyar una suspensión del Mercosur. “La mesa va a tratar el tema mañana (por hoy); hay un informe de la Carifa y veremos si podemos sacar una declaración del Frente Amplio.

Esa es la aspiración que tenemos. Sabemos que no hay unanimidad, pero la aspiración es a fijar una posición en torno a una declaración única”, dijo anoche a LA REPUBLICA Gonzalo Reboledo, secretario político de la Presidencia del Frente Amplio. Al respecto agregó que lo que se analizará es “todo el proceso” y no una “foto” del mismo. “Siempre que se analiza la situación de cualquier cosa no analizamos la foto sino el proceso que lleva a la situación en la que estamos”.

“Seríamos creo que injustos con todo lo que está sucediendo en Venezuela si solo viéramos un hecho solo aislado de todo su contexto. Por lo tanto, mañana (por hoy) no va a estar en discusión un acontecimiento puntual sino como es que la situación del hermano país ha transitado para llegar al punto en el que estamos”, afirmó.

Reboledo consideró que en esta materia “la línea del gobierno sigue siendo la misma: propender al diálogo entre los venezolanos, la no intromisión en los asuntos internos, la autodeteminación de cada pueblo, y generar las condiciones para ese diálogo entre gobierno y oposición, se de para que haya una salida consensuada”.

“Ésta ha sido la posición desde el principio no solo del gobierno sino también de la fuerza política, y eso me parece a mí un valor importante que no es común a todas las fuerzas políticas de nuestro país”, indicó.

Reboledo precisó que la presidencia del FA “no tiene a priori una mirada sobre ningún tema hasta que se pronuncian los organismos competentes. En este caso, el organismo competente es la Mesa Política y se va a pronunciar el sábado (por hoy)”.

“Lo que sí digo es lo que ha sido la línea hasta ahora que ha mantenido el gobierno y el Frente Amplio y que ha sido tender puentes, tratar de generar las condiciones trabajar parar que se de una salida consensuada y de diálogo entre los venezolanos. O sea, sobre lo que va a pasar mañana (por hoy), la Presidencia del FA, el equipo de presidencia, tomarán lo que resuelva la Mesa Política, nosotros a priori no tenemos una posición”.

Los integrantes de la CARIFA (Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio) no llegaron a un acuerdo para derivar a la Mesa Política, y ante el informe que realizó el organismo, el Frente Amplio decidirá si finalmente toma una postura, y si lo hace si rechaza o respalda la postura del gobierno.

La postura dividió al FA

El día anterior a la postura que tomó el gobierno sobre Venezuela, el líder del MPP, José Mujica dialogó con el Presidente de la República, Tabaré Vázquez: “Le dije que lo respaldaba en lo que decidiera”, expresó “Pepe” tras el diálogo con el mandatario.

Pero más allá del respaldo de Mujica, la posición que tomó el Gobierno el pasado sábado en la reunión de cancilleres del MERCOSUR, donde Rodolfo Nin Novoa firmó el documento que apoyaba la suspensión de Venezuela del bloque indicando que hubo una “ruptura del orden democrático”, generó un revuelo por demás importante en el Frente Amplio ya que varios sectores del partido rechazan la postura del Gobierno, mientras que otros lo acompañan.

A favor del gobierno

Desde Asamblea Uruguay, Danilo Astori apoyó la postura tomada por el MERCOSUR, señalando que la medida adoptada “ya resultaba imposible de evitar” y la postura no podía continuar postergándose: “La paciencia que hubo hasta ahora, la convocatoria al diálogo, la exhortación a la resolución pacifica de los conflictos que fue manifestada en reiteradas oportunidades por todos los países integrantes no tuvo éxito”, dijo, expresando que espera que la medida contribuya para que “Venezuela busque un camino de asentamiento para lograr transitar por una vía pacífica en beneficio del pueblo venezolano”. De cara al futuro agregó que “ojalá podamos tener el reintegro de Venezuela al MERCOSUR”.

En la misma línea opinó Sebastián Hagobian, integrante de la CARIFA y de Asamblea Uruguay, quien manifestó a LA REPÚBLICA que “Uruguay venia trabajando en la línea de mantener el diálogo pero evidentemente la instalación de la Constituyente, las características que toma, la destitución de la fiscal general de Venezuela, son elementos que no dejaron otra postura de acompañar el protocolo de Ushuaia”.

El Partido Socialista también respaldó la postura del gobierno, pese a que puertas para adentro hubo divisiones respecto a este tema. Los integrantes del Comité Ejecutivo, previo a la postura que tomaron, acordaron que por unanimidad respaldarían la decisión que se tomara. Finalmente la mayoría decidió acompañar al gobierno y así lo manifestaron: “Ante acciones del oficialismo que entiende “antidemocráticas”, el Partido Socialista “respalda las difíciles decisiones tomadas en las últimas horas ante el permanente deterioro del orden democrático que se sigue sucediendo en el hermano país, señalaron mediante un comunicado. “En la resolución de nuestro gobierno no hay un espíritu sancionatorio, en ella no hay consecuencias económicas para el pueblo venezolano porque nunca admitiríamos esa opción”, dijo a su vez la senadora Mónica Xavier respecto al apoyo a Nin Novoa.

A su vez, quien también ha manifestado si apoyo al gobierno ha sido el Nuevo Espacio, respaldando “firmemente la acción decidida de nuestro gobierno, y en particular la del Presidente Tabaré Vázquez y del Canciller Rodolfo Nin Novoa”.

Rechazo a la postura del gobierno

Las críticas dentro del Frente Amplio no demoraron en surgir tras la decisión del gobierno de acompañar la suspensión de Venezuela del MERCOSUR. La senadora Constanza Moreira, líder de Casa Grande, fue la primera en manifestarse, señalando: “Dos varas y dos medidas en política exterior: se perdona el golpe en Brasil y se condena a Venezuela”. Su sector, mediante un comunicado expresó: “Nuestro absoluto rechazo a la resolución de aplicar el artículo 5 del Protocolo de Ushuaia, a saber, la llamada “cláusula democrática”. Esta imposición no favorece al proceso de integración del MERCOSUR y menos aún al diálogo como salida pacífica a la crisis”.

El Partido Comunista, declaró su “más absoluto rechazo a este nuevo y grave paso que lejos de ayudar a superar la crisis política, social y económica de Venezuela, a través del diálogo y la paz, fortalece la lógica de la confrontación. No es aislando a Venezuela que se aporta a la paz sino tendiendo puentes de encuentro y diálogo”.

En la misma línea la Lista 711, mediante un comunicado, manifestó: “No compartimos y rechazamos enfáticamente, la resolución tomada por el conjunto de los Estados parte del MERCOSUR, de suspender a la República Bolivariana de Venezuela en todos sus derechos y obligaciones como Estado Parte del MERCOSUR”. “La resolución, que contó con el respaldo de nuestro Gobierno, no contribuye en nada a los esfuerzos que se vienen desarrollando en procura de la prevención de la violencia y por ende la pérdida de vidas humanas”, añade.

Sin postura definida

Ante la diversidad de posturas de los diferentes sectores del Frente Amplio, se le solicitó a la CARIFA que realizara una posible postura para que posteriormente la Mesa Política la respaldara y así la coalición de izquierda pudiera manifestarse respecto a la posición que tomó el gobierno sobre Venezuela.

Finalmente se realizó la reunión en la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio, la cual, como se esperaba, no logró definir una postura que tuviera el apoyo de todos. Ante esto se elaboró un informe donde se destacaban los puntos en común de los diferentes sectores: Que parte de la oposición, no toda, está hostigando al pueblo venezolano, a la que se la define de golpista y de operar con Estados Unidos. Además hay concordancia sobre que la única salida de la crisis es por medio del diálogo y la negociación.

Posteriormente no hay más acuerdos. Por esto mismo el informe, en su cierre, plantea tres posibilidades para que la Mesa Política opte por una si así lo entiende pertinente: No emitir comunicado sobre la postura del Frente Amplio, emitirlo rechazando la actitud del gobierno (acompañada esta por el PCU, 711, Izquierda en Marcha, PVP, las Bases de Montevideo y las Bases de Canelones), o emitirlo respaldando la postura de Uruguay en el MERCOSUR (la cual apoyan Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y la Nueva Generación Frenteamplista).

MPP no participó de la sesión de la CARIFA

Si bien se esperaba la participación de todos en la última sesión de la CARIFA, no hubo representantes del MPP, por lo que no se sabe la postura que tomará el sector liderado por José Mujica en la Mesa Política. Por un lado “Pepe” le manifestó al Presidente de la República, Tabaré Vázquez que respaldaría la postura que tomara el gobierno en la MERCOSUR, pero por otro lado en un comunicado MPP rechazó el aislacionismo a Venezuela, además de proponer el diálogo.

Sendic apoya al gobierno pero rechaza suspensión de Venezuela

Raúl Sendic, vicepresidente de la República, dijo en los primeros días de la semana sobre la situación de Venezuela que por el cargo que ocupa debe apoyar la medida que tomó el Gobierno uruguayo, respaldando suspender de Venezuela del MERCOSUR: “Tengo una responsabilidad institucional y respaldo la decisión que el gobierno ha tomado, como miembro del gobierno que soy. Individualmente cada uno tiene su opinión, yo personalmente hago una apuesta porque Venezuela reinstale el diálogo que permita al pueblo venezolano vivir en paz y hago votos para que la comunidad internacional esté atenta a rechazar cualquier agresión en contra de Venezuela o en contra de la soberanía o la autodeterminación de los pueblos”, expresó.

Tras las declaraciones del vicepresidente varios medios señalaron que Sendic no coincidía con la postura de rechazo de la medida del MERCOSUR que tuvo su sector, por lo que el vicepresidente aclaró sus palabras: “Mi Gobierno tomó posición que como vicepresidente asumo. Mi opinión se expresó por la Lista 711. Diálogo, paz, no a la agresión”, manifestó.

Fuera del FA: FEUU, PIT –CNT y oposición

Hubo diferentes reacciones por parte de la oposición sobre la postura del Gobierno uruguayo. El senador nacionalista, Luis Lacalle Pou dijo que “obligado cualquiera pelea”, señalando que lo que estaba aconteciendo en Venezuela obligó a Vázquez y compañía a cambiar su postura. Mientras que sobre el Frente Amplio, el nacionalista señaló que defienden a Venezuela, porque “hay negocios” entre ellos. A su vez, Conrado Rodríguez, diputado colorado, expresó que se “cayó discurso del Gobierno Uruguayo con respecto a Venezuela, que evitaba su condena. Ahora reconoce lo que negaba. Por fin”.

En Cámara de diputados hubo un cruce luego que Ope Pasquet propusiera que en se aprobara apoyar la gestión del Gobierno. El FA no tiene definida su postura al respecto y ante eso negó la posibilidad de discutir sobre el posible apoyo a la cancillería. Posteriormente Daniel Caggiani, diputado del MPP le solicitó a Ope Pasquet que si hubieran ido todos los diputados de la oposición a la Cámara, les habría dado los votos, ya que colorados y nacionalistas se ausentaron.

Rechazo

Contrariamente a la oposición, con excepción de Unidad Popular y parte del Frente Amplio, PIT-CNT y la FEUU se expresaron sobre el Gobierno y su postura en el MERCOSUR sobre Venezuela. FEUU expresó su “rechazo a la postura tomada por nuestro país, sin contribuir a buscar una salida a la situación de inestabilidad” de Venezuela.

Además manifiesta su “preocupación porque el gobierno uruguayo haya acompañado la propuesta de gobiernos reaccionarios, golpistas, antidemocráticos y autoritarios como son Brasil y Paraguay, que sin ejercerla en su interna pretenden dar lecciones de democracia a los demás países. Además solicita “la renuncia de Rodolfo Nin Novoa” del Ministerio de relaciones exteriores, mientras que convoca a movimientos sociales y políticos a movilizarse en rechazo de la postura del gobierno nacional.

En la misma línea, PIT-CNT enfatizó su “enérgico rechazo” a la suspensión de Venezuela por parte del MERCOSUR, cuestionando de esta forma la postura que tomó el gobierno uruguayo que fue en al línea del bloque. Para el PIT-CNT la medida tomada es un “inconveniente” ya que profundiza el aislamiento de Venezuela, además que “favorece a una parte de la oposición que, a pesar de los caminos de dialogo, es la que persiste en acciones no democráticas”. (Fotos Twitter: @Frente_Amplio)