El gobierno volvió a insistir ayer con su actitud abierta al diálogo y a buscar un entendimiento definitivo. El jueves, el Poder Ejecutivo entregó a los gremios una propuesta de 7 puntos que incluye mejoras y que está basado en el levantamiento de las medidas gremiales y el retiro del decreto de esencialidad, así como el compromiso de no adoptar sanciones hasta el día lunes.

Tras la reunión que tuvo lugar anoche en la sede del Ministerio de Trabajo, fue el propio Murro quien informó que hubo “avances”. Sin embargo, aun no hay acuerdo entre los sindicatos por lo que habrá que aguardar el pronunciamiento de las distintas asambleas gremiales previstas para este fin de semana. El secretario de Estado reiteró que el gobierno “está reclamando una actitud en lo posible de acuerdo de todos los sindicatos y federaciones para llegar al mejor acuerdo en estas 72 horas que nos faltan”.

Murro agregó que el presidente Tabaré Vázquez sigue “en directo” la evolución de los acontecimientos desde un primer momento y agregó que la propuesta entregada a los sindicatos cuenta con su aval pero además fue firmada por los ministros de Trabajo y Economía, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y el director de la Oficina Nacional del Servicio Civil. Por su parte, el secretario general de Fenapes José Olivera dijo a LA REPUBLICA que se está buscando una “salida” y “tender puentes” para llegar a un acuerdo. Indicó que en el encuentro se exploraron “distintas vías” para lograrlo las que están siendo analizadas y valoradas, así como la decisión del Poder Ejecutivo de “no innovar” hasta el lunes, en cuanto a la aplicación de sanciones.  “Cuan cerca o cuan lejos estamos de acordar, hoy no lo sabemos”, reconoció empero el dirigente. Olivera expresó que ahora tienen la palabra los gremios y sindicatos que se pronunciarían entre hoy y mañana. Agregó que la discusión está centrada en el levantamiento del decreto de esencialidad así como en la inmediata convocatoria a los ámbitos de negociación colectiva.

Por su parte, el director de Educación, Juan Pedro Mir, dijo que “el gobierno declaró la esencialidad (en la enseñanza) asumiendo la necesidad de volver a reinstaurar el clima educativo y, a su vez, poner una propuesta para continuar la negociación, que no se interrumpe”. “Queremos defender este convenio porque creemos que es el mejor que el país le puede dar a los docentes”, apuntó, tras señalar que “esta situación no es grata para nadie”.

Diálogo directo con Vázquez

Ayer, la Mesa Política del Frente Amplio resolvió solicitar una reunión urgente con el Poder Ejecutivo para buscar una solución al conflicto de la educación. La intención es poder dialogar directamente con el presidente Tabaré Vázquez sobre este tema. Sin embargo la fuerza política pretende cumplir una función de articulación y espera ser recibida en las próximas horas con el o los interlocutores que el gobierno nacional disponga.

La resolución de esencialidad por parte del Poder Ejecutivo y la continuidad del espiral conflictivo en los gremios de la educación genera preocupación particular en la interna frenteamplista. Si bien a comienzo de esta semana el Secretariado Ejecutivo tomó la decisión por unanimidad de publicar una declaración en la que respaldaba la propuesta del gobierno de levantar la esencialidad al mismo tiempo de deponer las medidas gremiales, en las últimas horas, los distintos sectores no se mostraron uniformes al momento de posicionarse sobre este conflicto.

Ayer, la sesión de la Mesa Política del FA se extendió más de lo habitual. El tema de análisis que le llevó la totalidad de la reunión fue el conflicto de la educación. En varias de las exposiciones se hizo mención a las dos manifestaciones que se llevaron a cabo durante la mañana y la tarde del jueves. Se contempló lo que fue la respuesta masiva, tanto del acto organizado por el Pit Cnt, como lo fue la marcha organizada por los gremios de la educación que se extendió durante varias cuadras.

Incluso, hay integrantes de la Mesa Política que reconocieron que si bien no se está de acuerdo con la resolución de esencialidad, tampoco se quiere dejar solo al presidente Vázquez en una instancia tan complicada para el país. Finalmente en la sesión de ayer se votó un cuarto intermedio hasta el lunes al mediodía a la espera de tener una reunión con Vázquez o alguien del Poder Ejecutivo.

El Secretariado Ejecutivo del FA se reunió el pasado 24 de agosto con los ministros de Trabajo, Ernesto Murro, y Educación, María Julia Muñoz para ofrecerse a mediar en el tema. Luego de una larga reunión, este órgano de conducción emitió una declaración apostando a las dos partes levanten sus medidas en forma simultánea.

La fuerza política prevé que antes del lunes puedan ser citados para reunirse con el Poder Ejecutivo que este 31 de agosto discutirá las medidas a aplicar en el marco del Consejo de Ministros.

En tanto, los gremios de la educación se estarán reuniendo este fin de semana para definir cómo posicionarse ante la resolución de esencialidad y si aceptan la nueva propuesta planteada por el gobierno en la sesión del Consejo Superior de Públicos.

Desde el FA se tiene la confianza que las negociaciones durante este fin de semana prosperen y se pueda llegar al lunes 31 con avances que permitan destrabar el conflicto.

Hoy, sesionará la asamblea de los maestros y mañana de los docentes. Se prevé que el lunes haya alguna manifestación de los sindicatos de la educación en rechazo de la esencialidad y del Presupuesto en el entorno del Palacio Legislativo, ya que ese día estará ingresando el proyecto bianual (2016-2017) al Parlamento (más información Página 4).

 

Comisión solicitó el fin de la esencialidad

Tres diputados del Frente Amplio y dos del partido Nacional que integran la Comisión de Legislación del Trabajo votaron a favor una declaración en la que reclaman al gobierno dejar sin efecto la resolución presidencial de esencialidad en la Ecuación pública.

Los representantes oficialistas son Luis Puig del partido Por la Victoria del Pueblo (PVP), Óscar Andrade del partido Comunista (PCU) y Daniel Placeres del Movimiento de Participación Popular (MPP). Graciela Bianchi y Nelson Rodríguez son los dos diputados del nacionalismo que también apoyaron la moción. El único que lo hizo en contra fue el legislador Fernando Amado, del partido Colorado. Desde que se conoció la esencialidad resuelta por el gobierno, Amado fue uno de los primeros que anunció públicamente su apoyo a la medida del Poder Ejecutivo. “No es en apoyo a Tabaré Vázquez ni al Frente Amplio, sino a la investidura de la presidencia” escribió en un mensaje el propio Amado que respalda la esencialidad.

La comisión de Legislación del Trabajo recibió ayer viernes y temprano a una delegación del PITCNT y de la coordinadora de los sindicatos de la enseñanza (CSEU), a la que se sumó José Olivera, el dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Secundaria (Fenapes) para debatir la marcha del conflicto que por estas horas sumó el enojo de los docentes por la decisión del gobierno de esencialidad en la Enseñanza, más allá del tema presupuestal.