La falta de distribución de combustibles debido a un paro de la Federación de Ancap –el pasado jueves- y una asamblea de los fleteros –el pasado viernes- afectó a varias estaciones de servicio de nuestro país, las que se quedaron desabastecidas de naftas, por lo que decenas de ellas debieron colgar el letrero de “no hay nafta”, mientras que otras limitaron a $1000 lo que cargaban por vehículo.

Más allá de esto que se vivió este fin de semana, los estacioneros estiman que en la tarde de hoy la situación comenzaría a normalizarse, aunque paralelamente advirtieron que si bien parece contradictorio, podría por el contrario, complicarse, ya que el diferendo de los fleteros no se ha solucionado.