Luego del Consejo de Ministros que sesionó en la Torre Ejecutiva este 29 de junio, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Danilo Astori, aseguró que en las ramas de actividad cuyos convenios salariales vencen este año se propondrá un acuerdo por tres años, con aumentos salariales semestrales.

Las empresas “se autoclasificarán” en función de sus proyecciones para este año en tres categorías: empresas con un 4 % de crecimiento, empresas subsidiadas y con dificultades y, finalmente, una categoría “media”. Astori señaló que hay indicadores que precisan la situación de cada rama de actividad.

Para los sectores con mayores dificultades, se presentarán lineamientos que incluyen un aumento salarial anual del 8 % para el primer año de convenio, de 6,5 % para el segundo y de 6 % para el último año de acuerdo. Los sectores clasificados con un crecimiento medio negociarán su salario en base a un incremento anual del 8,5 % el primer año, de 7,5 % el segundo y de 7 % el tercer año. Para los sectores más dinámicos de la economía, la pauta que presentará el Gobierno es de 10 % el primer año de convenio, de 9 % el segundo año y de 8 % el tercero.

En los convenios que comenzarán a negociarse en 2016, se presentará la pauta con los incrementos del segundo y tercer año mencionados para los convenios de tres años de duración. Es decir, 6,5 % el primer año y 6 % el segundo año en los sectores con dificultades, de 7,5 % y de 7 % en los sectores medios y de 9 % y 8 % en los sectores de mayor dinamismo.

A estos lineamientos generales se añaden pautas específicas para los salarios más sumergidos. Los salarios entre $ 10.000 y $ 12.000 contarán con un 3,5 % adicional, mientras que los salarios de entre $ 12.000 y $ 14.000 contarán con un adicional del 2,5 %.

En este sentido, Astori informó que los salarios mínimos aumentarán un 11,5 % en 2016, con lo cual pasará a $ 11.150 el próximo año. En 2017 el aumento será del 10 %, unos $ 12.265 y de 9,5 % en 2018, es decir, unos $ 13.430.

Los correctivos para los convenios de tres años, y si corresponde, al final del segundo año de vigencia del convenio se aplicarán un ajuste salarial adicional, por la diferencia entre la inflación observada y los ajustes salariales que se hayan dispuesto para ese período. Para los convenios de dos años, el correctivo se realizará al final del segundo año. El convenio a tres años tendrá un tercer correctivo al final del acuerdo, que funcionará igual que en el segundo año.

Si la inflación supera el 12 % acumulado desde el inicio del convenio, se aplicará la cláusula gatillo al mes siguiente de registrado ese dato. “Este es un caso excepcional que está previsto en los acuerdos por si llegara a ocurrir”, dijo Astori, pero destacó que la manera en la cual se presentan los aumentos del segundo y tercer año es una demostración de que el Gobierno emite “señales a la baja de la inflación”.

“Ésta es nuestra propuesta, las partes las considerarán o no, es parte de la negociación. En la medida en que no haya acuerdo, laudará el Poder Ejecutivo. ¿El Poder Ejecutivo tiene criterios para laudar? Sí, son estos que presentamos por unanimidad”, dijo el ministro de Economía y Finanzas.