Vázquez anunció también que en un tercer gobierno del FA se creará la Policía Comunitaria Rural, como una forma de abatir el abigeato.

El candidato de izquierda reconoció que el Estado uruguayo no está en condiciones de hacer inversiones de infraestructura, y admitió que se apelará a la inversión privada, recurriendo a la ley de Participación Público-Privada (PPP). Anunció la confección de un Plan estratégico de desarrollo de infraestructura. “Esto implica invertir decenas de millones de dólares”, aclaró.

La Federación Rural recibió ayer al candidato presidencial del FA Tabaré Vázquez en el marco de un ciclo de encuentros de los sectores rurales con los presidenciables. A cada uno de los candidatos se le hará los mismos planteamientos relacionados con políticas agropecuarias, competitividad, tributos, política social, infraestructura, relaciones laborales y leyes aprobadas.

En tal sentido, los ruralistas plantearon la derogación de cinco leyes: Impuesto al Patrimonio, Responsabilidad penal del empleador, Responsabilidad Laboral en los Procesos de Descentralización Empresarial, actividad minera de gran porte e Inclusión financiera. En tal sentido, le preguntaron a Vázquez qué hará con estas leyes si llega a ganar las elecciones. No hubo una respuesta afirmativa a la derogación de estas leyes.

Las gremiales del campo reclamaron también mantener un régimen cambiario flexible, el equilibrio fiscal, modernizar el sistema impositivo y delinear un programa de inversión en infraestructura.

Ayer, Álvaro García, ex ministro de Economía, aclaró que para el próximo gobierno no está previsto ningún otro cambio tributario, más allá de lo que está contenido en el programa del FA.
Vázquez precisó que la izquierda quiere llevar adelante “las reglas de juego claras y precisas, y no cambiarlas a mitad de camino. Lo que proponemos en política fiscal lo vamos a cumplir”.

El candidato reiteró que se implementará el aporte del impuesto de Primaria en el sector rural. Explicó que hay determinados sectores de la actividad rural, como propiedades de tierra menores a las 200 hectáreas, que quedarán exentos de ese impuesto. “Pero las grandes empresas, las multinacionales, van a tener que pagar como lo hacen todos los ciudadanos”, indicó.

Dijo que por el aporte que tendría que hacer el sector rural se estarían recaudando unos US$ 25 millones anuales, lo que representaría un aporte de US$ 1,20 por hectárea por año.

Vázquez le dijo a los ruralistas que si bien algunas escuelas rurales tienen el apoyo de los productores, se debe tener en cuenta a la escuela en su globalidad, incluyendo también a los centros educativos urbanos y suburbanos.

En tanto, el candidato presidencial recibió como respuesta por parte de un representante de la Federación Rural que los productores no hacen foco en no pagar el impuesto sino que se cuestiona que se diga que no se tiene la voluntad de cumplir con este gravamen.

Los ruralistas le plantearon ayer a Vázquez que el sector aspira a que haya un régimen cambiario flexible para el próximo gobierno. En tal sentido, el economista García aclaró que desde el año 2003, luego de la crisis económica, nuestro país pasó a una política de flexibilidad en el tipo de cambio. “Esa es una gran política, porque permite ir absorbiendo los cambios que se dan cada día en el mercado cambiario de manera gradual. Y no aquellos episodios que ocurrían en determinados momentos que era un salto de dólar que todos sabemos que fueron trágicos”, indicó. Aclaró que el hincapié en el cuidado de la inflación es uno de los principales que está establecido en la política económica.

En cuanto al tema de seguridad en el medio rural, el candidato explicó que desde el 2010 al 2013 se produjo un descenso constante en el abigeato, pasando de 1.256 a 713 denuncias. Dijo que hubo una disminución del 35% del abigeato, y entre el 2013 y 2014 se produjo un incremento del 15%. Para ello, Vázquez propuso la creación de la Policía Comunitaria Rural y las Mesas Locales de Convivencia y Seguridad Rural.

“Los pobres no son sujeto de caridad”

En el documento de coyuntura, la F.R. sostiene que “ha habido una política, voluntaria o no, que ha buscado interferir entre trabajadores y patrones rurales y que amenaza con deteriorar su histórico buen relacionamiento”.

Ante esta afirmación, la respuesta dada por Vázquez fue que no existe ninguna voluntad por parte del FA de que ello acontezca. “Lo que sí es voluntad de nuestra fuerza política es darles a los trabajadores condiciones de leyes laborales y sociales que contemplen a estos trabajadores, tal como se hace con los de otros sectores”, indicó.

Puso como ejemplo que en el primer gobierno del FA, el 93% de las negociaciones en los consejos de salarios se laudaron con un acuerdo entre empresarios y trabajadores. En un 6% de los casos donde el Estado tuvo que votar, en un 50% lo hizo con los trabajadores y en el otro 50% con los empresarios.

“No podemos ser arbitrarios pero tampoco podemos ser neutrales. Hay que avanzar en los derechos y obligaciones de todos”, indicó.

Recalcó que el FA considera que los pobres “no son objeto de caridad sino son sujetos de derechos”.

Vázquez compartió con los ruralistas la visión de que hay que reformar el tamaño y la eficiencia del Estado. Enfatizó que la tecnología ha revolucionado el agro. En tal sentido, el senador Rodolfo Nin Novoa, en calidad de asesor, indicó que el Ministerio de Ganadería forma parte del denominado Gabinete de la Producción, y que juega un rol fundamental para el desarrollo del sector.

Manifestó su preocupación por el proceso de extranjerización de la tierra, por una participación del 0,4% de argentinos, 0,7% de brasileños. “Unos nos enseñaron a plantar soja y otros, arroz”, indicó.

Encuentro con todos los presidenciables

El presidente de la F.R., Carlos María Uriarte, explicó que en estos encuentros se espera conocer la respuesta de los candidatos a los planteos que formularon los ruralistas. A modo de ejemplo, le plantearon a Vázquez qué políticas piensa aplicar en un escenario de productos agropecuarios en baja.

En el tema social, le preguntaron al candidato qué acciones adoptará para igualar las condiciones de quienes viven en el campo con quienes residen en la ciudad. Así como las medidas a aplicar para lograr que los jóvenes se inserten en el área rural. Le preguntaron sobre el tamaño del Estado, la mejora de la infraestructura y la importancia que tendrá el Ministerio de Ganadería en el futuro gobierno.

La F.R. mantendrá el próximo encuentro el 22 de setiembre con el colorado Pedro Bordaberry; el siguiente será el día 29 con Pablo Mieres (P.I.). Aún no se tiene confirmación del candidato blanco Lacalle.