Un sólido objeto negro de casi 5 metros de longitud captó enseguida la atención de David Elder, quien intentaba en realidad captar con su cámara a un cisne sobre las calmas aguas del famoso lago.

Nuevamente, el Monstruo del Lago Ness continúa generando teorías y misterio desde tiempos medievales.