La jueza María Elena Mainard dispuso este miércoles el procesamiento con prisión de cinco trabajadores de Cutcsa por delitos vinculados a la explotación sexual infantil.

Así lo informó la propia jueza especializada en Crimen Organizado a la salida del juzgado. Cuatro de los trabajadores fueron enviados a prisión por el delito de contribución a la explotación sexual de menores o incapaces, mientras que el restante fue procesado por el delito de retribución o promesa de retribución a personas menores de edad o incapaces para que ejecuten actos sexuales o eróticos de cualquier tipo.

La investigación se había iniciado hace tres meses, siendo detenidos en la víspera trabajadores de las línea E y D de la empresa de transporte.