Antes de ese día la central sindical realizará asambleas durante una semana con todos los gremios, además se realizará una gira por todo el país donde participarán los Plenarios Departamentales e inclusive con otras organizaciones y gremiales como Cambadu, ya que la idea es que se adhieran a la movilización “la mayor cantidad de organizaciones posibles”.

Así la Mesa Representativa ratificó la posición de rechazar los lineamientos que el Poder Ejecutivo ha planteado en la ronda de Consejos de Salarios del sector privado.

Las reivindicaciones pasan porque “el camino del crecimiento salarial tiene que ir acompañando a la riqueza nacional y que los correctivos tienen que ser una vez por año, el ajuste debe ser anual y el salario mínimo tiene que llegar a los $ 15.000. También tenemos la convicción de que la inversión pública en el Uruguay, en un momento de crecimiento moderado, es una herramienta formidable para la construcción de empleo y la construcción de desarrollo. Además, el presupuesto educativo tiene que atender la demanda de maestros, profesores y funcionarios. Hoy tenemos trabajadores que ganan $ 17.000 al ingreso o $15.000 y cuando se van a jubilar 28 años después no llegan a $30.000”, apuntó el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira en rueda de prensa.

El dirigente agregó que “planteamos cambiar los lineamientos del Poder Ejecutivo en cuatro direcciones. En primer lugar reclamamos que el salario mínimo suba de forma más acelerada y que llegue a los $ 15.000 durante el trieño. En segundo lugar que se le debe dar un tratamiento especial a los salarios que estén por debajo de $15.000; en tercer lugar que exista un correctivo anual, porque los trabajadores no podemos jugar a la lotería con el salario y nada nos puede garantizar que la inflación va a bajar un punto por año; y por último que tiene que haber recuperación real, acompañando el crecimiento del país. Me parece que ninguna de estas propuestas es desmesurada”, apuntó Pereira.

Según la visión del PIT-CNT con las pautas salariales propuestas por el Poder Ejecutivo, el país va a crecer un 15% y los salarios van a quedar congelados. “No hay razones para que ningún uruguayo pueda comprender que a tasas de crecimiento del 3% el salario simplemente se congele e incluso en algunos escenarios pueda perder inter período”, explicó Pereira.

Sin embargo Pereira admitió que el contexto regional económico es de inestabilidad, pero advirtió que “el país está preparado para continuar en crecimiento y el producto debe repartirse entre los trabajadores”.

El dirigente reclamó un discurso “coherente” al Gobierno, criticando la paralización de las obras del Antel Arena como un ejemplo de la ambigüedad del accionar del Gobierno.