Hubo comentarios de todo tipo y color. No faltaron los medidos que instaron a respaldar a un equipo que le dio muchas alegrías a Chile, ni tampoco los verdugos que clamaron por cabezas y dispararon a mansalva.

El comentarista de Fox Sports Chile, Manuel De Tezanos, fue uno de los más duros. Le pegó particularmente al argentino Juan Pizzi, entrenador que ya dejó su cargo.

“Habíamos sido críticos de la gestión de Pizzi, gestión que tiene dos aristas: las Copas, que se ganaron con algunos buenos partidos, y las Eliminatorias, que fueron un desastre desde el primer minuto. Un de-sas-tre.

No supo ganarle a Argentina, equipo de pésimo rendimiento en las Eliminatorias, ninguno de los dos partidos. Lo mismo ocurrió con Bolivia. Chile no pudo ganarle, aunque después el TAS nos termina dando los puntos. Increíblemente, por ese fallo Perú termina mejor que nosotros en la tabla y quedamos afuera. Pero hay que ir a llorar a otra parte”, comenzó.

Más adelante, redobló la apuesta: “En cancha, tuvimos un 40% de efectividad con Pizzi. Sin dudas, el peor entrenador de la historia de la generación dorada. Por lejos. ¡Un inepto!. Un inepto que perdió la oportunidad de darle un valor agregado a un equipo que cuenta con excelentes futbolistas, que juegan en los mejores equipos del mundo. No solo no le agregó valor, sino que le quitó en que tenía”.

“Con Sampaoli, con Bielsa, teníamos los mismos jugadores, pero ellos le sumaban algo para enriquecerlos. Claro que hubo partidos buenos, pero la tendencia siempre fue a la baja. Esto se venía venir, y cuando eso pasa y te obnubilas, como ocurrió tras el 7-0 con México. Eso fue lo pero que le pasó a Chile en su historia. Nos olvidamos de todo los que nos costó llegar al buen momento que tuvimos, nos hizo creer que con la camiseta íbamos a llegar al Mundial. ¡Qué mal nos hizo!”, finalizó.

The end

“La Tercera”, uno de los diarios más populares de Chile, habla de “El fin de la generación dorada”.

Bajo dicho títulos, establece “El sueño de una camada de futbolistas que siempre quiso quedarse con la copa del mundo se acabó. Vidal y Bravo ya avisaron que no continuarán en la Roja. La soberbia, Pizzi y Salah son los apuntados como los responsables de un fracaso inesperado”.

“Será difícil que los futbolistas le encuentren explicación al fracaso. Quizás nunca sabrán explicárselo a sus hijos, y a sus nietos. Todo apuntaba a que nivel sobraba para meterse en Rusia. Pero no fue así. Las sorpresivas caídas ante Paraguay de local, y Bolivia de visitante, terminaron por desnudar un proceso que venía desgastado”, termina.

“La Cuarta” considera: “Dos Mundiales en fila fueron finalmente el saldo de la generación dorada. La Roja estaba ahí de llegar a Rusia, pero ayer nuestros muchachos cayeron 3-0 en Sao Paulo frente a Brasil y sería todo. Nos quedamos sin el vodka, y la alegría sudamericana pertenece hoy a Brasil, Uruguay, Colombia, Argentina y Perú (repechaje). Chilito se despide de la Copa del Mundo. Fue lindo mientras duró”.

La esposa de Bravo responsabiliza a los “fiesteros y borrachos”

Una de las críticas más duras que se escuchó tras la eliminación de Chile no fue emitida por un periodista ni por un jugador. Quien le dio vida fue Carla Prado, la esposa de Claudio Bravo (golero de “La Roja” y símbolo del buen pasaje que protagonizó la selección trasandina en los últimos tiempos).

Prado se despachó con un durísimo mensaje en las redes sociales, al punto que sus comentarios repicaron en varios medios del mundo (ni hablar de los chilenos). En el texto publicado en Instagram, habló de jugadores que “se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban”. Trancó fuerte.

El mensaje entero

Con una imagen del plante chileno celebrando la obtención de la Copa América Centenario a modo de ilustración, la esposa del guardameta de “La Roja” publicó el siguiente mensaje: “Gracias por todos los lindos momentos mi selección. Gracias mi capitán América (alusión a su marido, claro está) por todo lo vivido. Fue realmente hermoso.

Pero cuando se ponen la camiseta tiene que ser con profesionalismo. Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quepa el sombrero que se lo ponga y que se deje de andar llorando. Por qué ahora es un país entero el que llora. Aquí te esperamos con los brazos abiertos mi capitán”.

“Nunca ví un compañero borracho”

Gary Medel, cuya personalidad y aporte al equipo convirtieron en uno de los baluartes de la que posiblemente sea la mejor generación chilena de la historia, habló con la prensa tras el golpazo recibido en San Pablo y, como cabía esperar, fue consultado sobre los dichos de la esposa de su compañero.

“Nunca vi un compañero borracho, ni he entrenado borracho. Yo no lo he visto, no puedo decirte otra cosa. Creo que todos mis compañeros que estuvieron en la Selección entrenaron de buena forma y se han roto el culo como todos sabemos”, manifestó el “Pitbull”.

Claro, el volante (aunque en el equipo trasandino juega como central), se refirió a la eliminación sufrida por el equipo que representa. “Es un momento muy duro para nosotros, nuestras familias y toda la gente de Chile. Es muy amargo, pero ya no hay nada que hacer. Estamos afuera del Mundial y hay que empezar un nuevo ciclo. Espero que la nueva generación que venga lo haga de la misma forma”, dijo.

Esta última frase dio espacio a las especulaciones sobre una posible retirada de Medel de la selección chilena. Sin embargo, el jugador echó tierra a esta teoría con una respuesta tan breve como contundente: “Yo voy a venir a la Selección siempre que me necesiten”.

Asimismo, salió al cruce de la perspectiva generalizada entre la prensa chilena, que ve en la no clasificación a Rusia 2018 el punto final del ciclo más exitoso de la historia del seleccionado rojo.

“Pero este no es el final de nada. Ni de una generación, ni de este equipo ni mucho menos el final de nuestros sueños. Vamos a volver más que nunca. No nos den por muertos jamás, somos Guerreros Chilenos”, avisó, cerrando así sus declaraciones.