El presidente peruano Pedro Kuczynski dijo que esperaba un juicio rápido contra el exmandatario Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, quienes están arrestados y fueron enviados a una cárcel mientras son investigados por supuestos delitos ligados al caso Odebrecht.

“Espero es que el proceso del señor Humala y su esposa transcurra rápidamente y de manera transparente”, dijo Kuczynski durante una actividad pública, y añadió que tomaba la noticia con “tristeza”.

“Yo creo que es un día trágico para la familia de Ollanta y Nadine”, agregó. Dos hijas de la pareja de 15 y 13 años están en Estados Unidos en un curso de intercambio escolar y regresarán a Lima el 1 de agosto.

Wilfredo Pedraza, abogado de Humala, dijo que anoche la pareja “dejó dormido” a su tercer hijo de seis años antes de entregarse a las autoridades.

Humala y su esposa se presentaron el jueves ante un juzgado del centro de la capital y luego fueron llevados hasta los calabozos del Palacio de Justicia, donde con frecuencia se recluyen a los presos antes de llevarlos a diversas cárceles del país.

Ambos llevaban en las manos cobertores para cubrirse del frío limeño y pasar la noche.

El jueves el juez Richard Concepción ordenó recluir de forma preventiva por 18 meses a Humala y Heredia mientras son investigados por un fiscal que sospecha que la pareja cometió el delito de lavado de activos tras recibir dinero de las firmas brasileñas Odebrecht, OAS, así como dinero público de Venezuela durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez para las campañas presidenciales de Humala de 2006 y 2011.

Humala y Heredia aún no han sido acusados formalmente por la fiscalía, que los investiga por más de dos años.

Humala, un militar retirado del ejército de 55 años que gobernó entre 2011 y 2016, es el segundo exmandatario peruano que está preso. El expresidente Alberto Fujimori, que gobernó el país de 1990 a 2000, está en una cárcel de Lima donde cumple una sentencia de 25 años por asesinato y corrupción.

El juez Concepción también ordenó en febrero cárcel preventiva para otro expresidente, Alejandro Toledo (2001-2006), quien vive en Estados Unidos y aún no ha sido extraditado. Otro exmandatario, Alan García, está investigado por posibles delitos de corrupción también ligados a Odebrecht.

En diciembre Odebrecht admitió ante una corte judicial de Nueva York que había pagado millonarios sobornos para ganar licitaciones de importantes obras públicas durante los gobiernos de los presidentes Toledo, García y Humala entre 2001 y 2016.

Humala recluído junto a Fujimori

Ollanta Humala fue el primero en salir de la carceleta del Poder Judicial para luego ser dirigido a la sede de la Diroes (Ate), el mismo centro de reclusión donde se encuentra Alberto Fujimori.

Al promediar las dos de la tarde de este viernes, el ex presidente abandonó el lugar. Raudamente, subió al vehículo que lo dirigió al penal de Barbadillo.

Seguidamente, Nadine Heredia fue la segunda en salir para luego ser conducida al anexo Virgen de Fátima del penal Santa Mónica en Chorillos. En medio de un fuerte contingente policial, la ex primera dama salió sin problemas.

Ambos salieron sin marrocas en las muñecas. El primer punto a donde fueron dirigidos fue al cuartel Los Cibeles, en el Rímac. Posteriormente, cada uno fue llevado a su respectivo penal con la ayuda de dos helicópteros de la Policía Nacional.

Media hora después de haber salido de la carceleta, Ollanta Humala llegó hasta la sede de la Diroes, donde descendió en un campo de fútbol de esta dependencia penitenciaria. Instantes después, abordó una camioneta que esperaba a la aeronave. Nadine Heredia llegó al anexo del Santa Mónica aproximadamente una hora después de salir de la carceleta del Poder Judicial. El vehículo del INPE se estacionó frente al centro de reclusión e, inmediatamente, la esposa de Humala ingresó al penal.