Daniel Placeres planteó ampliar el subsidio que reciben las empresas y beneficiar a la “población laburante que vive en la periferia”.

“Creo que el boleto va a tener que ser gratuito. Eso sería lo que se llama renta básica. Hay un mercado automotriz y otro que requiere trasladarse en servicios de transporte colectivo. Y la financiación a las empresas que lo brindan requiere alguna modificación”.

Así se pronunció Daniel Placeres, diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP), que sostuvo este viernes que el transporte colectivo de Montevideo debería ser totalmente sin costo.

En diálogo con ECOS, Placeres explicó que su idea está destinada a beneficiar a la “población laburante que vive en la periferia” y que es el principal sector usuario del sistema.

En líneas generales su planteo consiste en que una contribución de toda la sociedad permita financiar la gratuidad del boleto a través de una ampliación del subsidio que reciben las empresas transportistas.

“Eso es lo que sería renta básica”, apuntó. “Quizá, los beneficios que vienen de una zona tendrían que volcarse hacia otra”.

Como ejemplo, señaló que en otros países se lo hace a través de la contribución inmobiliaria que pagan todos los habitantes de una determinada ciudad.

Otra posibilidad, sostuvo, pasaría por un eventual impuesto que deberían pagar los escribanos sobre las ganancias que obtienen al intervenir en transacciones inmobiliarias.

El diputado del MPP mencionó el subsidio que la Intendencia otorga para abaratar los boletos de estudiantes y de jubilados. “Es muy poco lo que faltaría para que las empresas se nutran de un bien que lo pagaría la ciudadanía”, dijo.

Placeres dijo que presentará el planteo en los próximos días al intendente de Montevideo, Daniel Martínez. En la práctica, su idea recoge una propuesta que la senadora Lucía Topolansky puso sobre la mesa cuando fue candidata a la comuna capitalina en 2015.

Se trataba de implementar un “boleto gratis” para los trabajadores, a través de un “sistema solidario” con aportes de todos los ciudadanos.