Por: Mario Delgado Gerez

Al hablar de la UTEC, destacó la relevancia que ha tomado la educación técnica en el país, que calificó como de un “impacto enorme”.

“Esto tiene que continuar, pero ha sido un avance absolutamente importante para lo que es la historia del país”, subrayó.

Netto ¿en qué estamos hoy con la UTEC? ¿Ya están definido los lugares dónde estarán ubicados esos polos tecnológicos?

Se está trabajando en Fray Bentos. Hay una idea de acercarlo a la zona del centro del país, en Durazno. Todo esto sumado a todo el trabajo que viene desarrollando la Universidad de la República y la UTU, algo que es realmente de alto impacto. Esta fue una década que tuvo dos elementos muy importantes a considerar, en la educación.

Uno que tiene que ver con la infraestructura de todas las entidades educativas, fue un impacto enorme. No hubo una década en el país, que tuviera un impacto tal. Y la segunda, que tampoco hubo una década en el país, es la cantidad de propuestas de distintos niveles, y la presencia de la educación terciara en el interior. Tiene que continuar, pero ha sido un avance absolutamente importante para lo que es la historia del país.

Entre la Universidad de la República, UTU y UTEC, y la Formación Docente, que también es una formación de ANEP, terciara hoy, van encontrando respuesta para que los jóvenes tengan mayores oportunidades, una vez que termine la educación media superior.

¿Se está fortaleciendo la educación técnica, hoy día?

Sí, creo que sí, es una realidad. La fortaleza mayor la ha dado la sociedad que opta por formaciones en estas áreas, y que ha tenido un crecimiento enorme y se ha organizado de manera diferente.

La presencia de los Campos Regionales, de nuevas propuestas, la presencia de la educación media, superior y terciaria, ha dado un empuje de oportunidades a los jóvenes del país, enorme. Creo que la educación técnica comenzó a recuperarse, una vez de superar dificultades de década y décadas de deterioro. Es un tema muy importante, que de alguna manera complementa la formación con la educación general, buscando la universalización de la culminación de los ciclos educativos.

El tema de la educación es muy polémico por estos días. ¿Qué cree usted que le está faltando a la educación?

Y tiempo. Tiempo es una cosa que le está faltando. Hay un trabajo y un compromiso enorme. Vamos a poner 2001, dos años antes, dos años después. Todavía Uruguay no tomó conciencia del pozo, y la crisis, en la cual estuvo, que sufrió. Y resultado de esto, que no es un argumento para excusarnos, de transformaciones, cambios y responsabilidades, es parte de la realidad.

No reconocer la realidad, también es acientífico y muy riesgoso, cuando queremos construir una sociedad del conocimiento. Ocultar la verdad es un tema que claramente no contribuye, más cuando se hace a nivel publico, a una sociedad del conocimiento

Nosotros estamos en estudio, en varios lugares. Estuvimos la semana pasada en Bella Unión y ahí, en un estudio que estamos haciendo con Primaria, vemos que los alumnos que están en quinto año de escuela, recién comienzan a recuperar un estado de situación, donde ya viene fuera de ese período de deterioro profundo donde sus padres no tienen trabajo, donde si bien no es fácil incrementar el caudal cultural de la familia, sí es importante tener trabajo, poder comer en casa, poder vestirse, estar con una actitud mejor en la familia, se van superando dificultades. Eso contribuye enormemente, aunque todavía la educación de alguna manera pretende más de la familia. Que se involucre más, que los ayuden a estudiar, que todos los días lo lleven a clase. Es un proceso, pero vamos por etapa. Es muy difícil analizar la realidad de la educación, si uno no analiza el estado de crisis profunda que el país tuvo en el entorno del año 2001. No tiene sentido hacerlo si uno no introduce esa variable. Claramente vamos recuperando esos años, luego se trasladará a la educación media, y con otras transformaciones, en que se viene trabajando, otros formatos también de nuevas propuestas, y nuevas formas de organización, creo que vamos a ir gradualmente, revertiendo.

Creo que el período próximo, es el gran periodo en que vamos a poder ver el resultado acumulado del trabajo, de estos diez años.

Primero por lo hecho, y segundo, por el tiempo necesario que una sociedad tiene que esperar, cuando sufre una crisis de tal magnitud.

“La ruralidad se fortalece con la presencia de la tecnología”
Netto, observamos en el medio rural que hay escuelas con pocos niños.

¿Es idea se seguir manteniendo este tipo de centros educativos?

Intentamos que todos tengan las mayores oportunidades. Por ejemplo, a la escuela de Paso de las Carretas, donde la pasada semana se inauguró la electrificación, asisten tres niños, pero ya no son las mismas posibilidades que tienen estos niños. Al tener energía, conectividad, infraestructura tecnológica, también tienen posibilidades de comunicarse con tantos otros niños, y además recibir clases de inglés a distancia, como está previsto.

La ruralidad se fortalece con la presencia de la tecnología, y que ésta se instale en todos los territorios. Después, a nivel macro hay que discutir siempre las situaciones son particulares. Hay que ver las dificultades que conlleva una logística diferente a la que se ha desarrollado a lo largo de todos los tiempos con la presencia de escuelas con pocos alumnos. También hay mucha actividad. En Paso de las Carretas, fue una de ellas, que reunió a todos los niños de escuelas cercanas, y permite ese vínculo, y ese intercambio que también es necesario.

En el último Congreso de Intendentes, realizado en San José, hemos presentado un proyecto que permite que todos los niños de sexto año de las escuelas rurales, continúen en la educación media, en todo el país.

Bachillerato Tecnológico Aeronáutico en Durazno

El próximo jueves, a la hora 11.00, con la presencia de autoridades nacionales y departamentales, se presentarán las nuevas instalaciones del Bachillerato Tecnológico Aeronáutico instaurado a través del convenio entre la Fuerza Aérea Uruguaya y el Consejo de Educación Técnico Profesional, en la Brigada Aérea II, Durazno, dando de esta manera la posibilidad a que los jóvenes del interior del país tengan mejores posibilidades de acceder a este tipo de capacitación profesional.