Las expresiones del presidente del Centro Militar, Guillermo Cedréz, que dijo que los militares no darán información sobre los desaparecidos, fueron respondidas por la diputada e integrante del Grupo de trabajo por Verdad y Justicia, Macarena Gelman, que las consideró “improcedentes” mientras que el vicepresidente electo, Raúl Sendic, aseguraba a LA REPÚBLICA que el próximo gobierno tiene el compromiso de “seguir adelante con todas las investigaciones para llegar a la verdad y justicia”.

Ayer el cardenal Sturla dijo que consultó en el Vaticano sobre la versión de la prensa uruguaya de que el Papa Francisco estaba por tomar iniciativa en la búsqueda de los desaparecidos en Uruguay según el modelo sudafricano, y que la respuesta fue negativa. “No hay ninguna iniciativa del Papa para Uruguay relacionada con los Derechos Humanos y los desaparecidos” dijo al semanario Búsqueda.

En ese mismo medio el militar retirado y presidente del Círculo Militar dijo que la comisión creada por el presidente electo va a fracasar porque nadie estará dispuesto a brindar información por miedo a terminar preso. Además acusó a los fiscales de “mentir” para procesar militares. También sostuvo que los militares desconfían del presidente electo porque “detuvo a los militares y los enjuició”, y que les mintió al ofrecerles condenas reducidas si daban información.

Defendió lo actuado por los militares en la dictadura señalando que “nos dieron órdenes de combatir la sedición, Acá no hay inocentes, hay gente que jugó a los terroristas armados, secuestró, mató y perdió la vida por la vía de las armas. Algunos como Mujica y Huidobro lo admitieron, otro son, y ahora quieren revancha por la vía judicial o ilegalmente sin respetar las prescripciones”.

En tanto la diputada Macarena Gelman, hija de desaparecidos, consideró que las expresiones de Cedréz son “improcedentes” y recordó que cuando no corrían ningún riesgo de ser condenados tampoco hablaron.

“Tuvimos 30 años en los que el abordaje del tema fue por la verdad, y la justicia quedó relegada. Antes no había justicia y tampoco había información” sostuvo en entrevista por Radio El Espectador.

Compromiso con la verdad y justicia

El vicepresidente electo, Raúl Sendic fue categórico sobre el Grupo de Trabajo de Verdad y Justicia, “No hay ningún pacto con los militares, no hay acuerdo establecido con nadie, sino que el único compromiso es seguir adelante con la investigación por la verdad y justicia”.

Sostuvo que la decisión de establecer ese grupo de trabajo es consecuencia de lo afirmado en la campaña electoral. Esta comisión o grupo de trabajo, aseguró “es una reafirmación de la voluntad y decisión del nuevo gobierno de seguir trabajando en las investigaciones, en sistematizar la información que hoy está desparramada y desordenada, seguir adelante con las excavaciones si corresponde, recabar testimonios y proteger a quienes lo brindan y hacer accesible y transparente la información. Además buscar nuevos datos en aquellos lugares donde puedan estar, sin restricciones”.

Señaló que la constitución del grupo fue cuestionada por algunas organizaciones que no fueron integradas. “Convocados van a ser todos, porque todos van a estar en trabajo permanente y en consulta con este grupo de trabajo. Entre los cometidos de la comisión está recabar toda la información y estar en consulta permanente con todas las organizaciones que han trabajado por los derechos humanos en el país” dijo Sendic.

El Grupo de Trabajo

Sendic destacó que la integración del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia fue decidida por el presidente electo “procurando acumular la experiencia de determinadas colectividades que han sufrido apremio a los derechos humanos en distintos momentos y circunstancias. Hay representantes de los familiares de desaparecidos, personalidades, representantes de las iglesias y otras colectividades”.

“Hoy (por ayer) tuve una reunión con hijos de asesinados políticos, un tema que no ha estado muchas veces a consideración, y que se debe tener en cuenta que en Uruguay no solo hay desaparecidos y familiares e hijos de desaparecidos, sino también familiares e hijos de asesinados políticos. Prácticamente tenemos la misma cifra de desaparecidos que de asesinados políticos desde 1970 a 1985” explicó.

El Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia está integrado por el presidente electo Tabaré Vázquez, el vicepresidente electo Raúl Sendic, los legisladores Macarena Gelman y Felipe Michelini. Además lo integrarán: Susana Andrade como representante de la colectividad afrodescendiente, Ademar Olivera por la Iglesia Metodista, Emilia Carlevaro como representante de la organización Familiares de Detenidos Desaparecidos, Pedro Sclofsky por la comunidad judía y Mario Cayota representante de la Iglesia Católica.