Según informó el diario La Unión de Minas, en ocasión de su visita a la Junta Departamental, la Intendenta nacionalista resolvió “que por ahora no cobrará el sueldo” porque “entiende que debe tomar una medida inmediata, más allá de que no debe ser la única”.

En tal sentido, agregó que de momento la decisión es solo de ella, pero ha planteado a sus compañeros de gabinete hacer lo mismo. “Igualmente cada uno debe resolverlo”, apuntó. La Junta Departamental había aprobado que su sueldo sea de 186 mil pesos por mes.

Concretamente, Peña puntualizó a La Unión que “está determinado que la Intendenta no cobre su sueldo, pero además los pocos miembros del gabinete tampoco han de cobrar o si quieren cobrar lo harán sólo la mitad”.

En el mismo sentido, aseguró que “no se generarán más cargos en el gabinete en estos momentos” porque “no se puede pedir a gente que se dedique cien por ciento a una labor si luego no van a cobrar”. “No pueden abandonar otros trabajos para la Intendencia, por lo que demoraremos un poco en hacer los nombramientos de los cargos que faltan”, explicó.

Consultada por la dirección económica de la comuna, aseguró que “ella misma está al frente de la contaduría junto al aún no contratado contador Daniel Sureda”, que “es una de las mayores personas capacitadas a nivel nacional”.

“Es asesor en el Congreso de intendentes y tenemos la suerte de que nos va a estar asesorando no sólo de lo actual sino en el Presupuesto Quinquenal que ha sido una de las fallas que hemos tenido a lo largo de estos años”, agregó.

“Queremos hacer el presupuesto lo más ajustado posible y por intermedio de la fundación Ruta 7, hemos de estar contando con este asesor para darnos una mano” concluyó la nacionalista, única intendenta mujer del país.

Reducción de contratos

En los cinco meses que Peña dejó la Intendencia para la campaña departamental, se realizaron 500 contratos nuevos por seis meses o un año. Al respecto, la Intendenta explicó que se va a hacer reducción y dejar sólo 200 funcionarios que tienen trabajo zafral.

Previo a la elección, Peña había dicho a LA REPÚBLICA que uno de sus errores pasados fue no sacar a gente y “eso se pagó con creces”. “Si hay que tomar una decisión en ese sentido, se va a tomar”, sentenció respecto a su nuevo mandato.