“Vamos a terminar el año con mejora del salario real, con crecimiento económico y con mejoras de las pasividades, por 13 años consecutivos superiores al incremento de precios. Creo que estamos cerrando un buen año y esperando tranquilos los desafíos y las mejoras que vamos a tener que seguir haciendo para este 2017”, señaló el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro.

Además subrayó que los Consejos de Salarios negociados durante el año pasado tienen un 95% de acuerdos rubricados entre empresarios y trabajadores, con 112 convenios de un total de 118 mesas negociadas.

Con estos datos, el ministro solicitó: “Me gustaría escuchar a aquellos que dijeron que iba a ser un fracaso la negociación colectiva, que iba a aumentar el desempleo, que iba a fracasar el desarrollo del país; felizmente se equivocaron”.

Para Murro, la tasa de desempleo se mantiene en términos razonables. La tasa de desempleo estimada para noviembre fue de 7,7%, un 0,6% superior que en octubre y 0,2% por debajo de la estimación de noviembre de 2015.

El jerarca ironizó: “Este año hubo quienes llegaron a decir que íbamos a trepar a cifras muy altas de desempleo; lamentablemente se equivocaron”.

En cuanto a negociación colectiva, mencionó avances tanto en salarios como en la cantidad de acuerdos que contienen cláusulas de prevención de conflictos y protocolos, entre ellos, los de la construcción, la bebida, funcionarios públicos, empleados judiciales y magistrados.

Convenio con EEUU

Las declaraciones del ministro de Trabajo fueron expresadas luego de la firma de un convenio con Estados Unidos para que trabajadores de ambos países computen los años trabajados fuera de su territorio para sus jubilaciones.

El Gobierno de Estados Unidos, representado por la embajadora en nuestro país Kelly Keiderling, y el Gobierno uruguayo, a través del ministro de Trabajo, firmaron un convenio de Seguridad Social.

Este convenio permitirá a los trabajadores que dividieron sus carreras entre ambos computen en su historia laboral los años legalmente trabajados en cualquiera de las dos naciones. Esto facilitará alcanzar los años requeridos para la jubilación, y elimina la doble tributación que realizan los trabajadores temporales que trabajan en ambos países durante su carrera laboral.

El convenio beneficiará a más de 50 mil uruguayos que trabajan en Estados Unidos y 6 mil ciudadanos estadounidenses que residen en Uruguay. Fue negociado entre los organismos de seguridad social de ambos países y permitirá, una vez aprobado por ambos parlamentos, que los aportes de los trabajadores se computen en el país de origen, independientemente de donde estén trabajando. Más de 200 empresas con capital estadounidense operan en el Uruguay, principalmente en el sector servicios.

“El convenio que firmamos hoy permitirá que exista una mayor oportunidad económica y flexibilidad para que nuestros ciudadanos puedan trabajar en ambos países y también fortalecerá los lazos entre Estados Unidos y Uruguay”, sostuvo Keiderling. Se estima que en los próximos siete años el convenio podría beneficiar a unas 1.500 personas, y que en el mediano y largo plazo beneficiará a miles de trabajadores y ciudadanos más de ambos países.

Convenio beneficia a 1.500 personas en lo inmediato

El convenio firmado entre EEUU y Uruguay permitirá a los trabajadores que dividieron sus carreras entre ambos países computen en su historia laboral los años legalmente trabajados en cualquiera de las dos naciones. Esto facilitará alcanzar los años requeridos para la jubilación, y elimina la doble tributación que realizan los trabajadores temporales que trabajan en ambos países durante su carrera laboral.