Por: Marcelo Márquez Mauricio Pérez

Seguridad y educación, y viceversa, son los temas de mayor preocupación por parte de los ciudadanos, y el gobierno despliega acciones para mejorar ambas áreas, reconociendo que se pueden concretar medidas más eficientes. Pero también los ciudadanos y los diferentes actores ponen su mirada en la actividad económica, la salud, y las libertades individuales.
Mientras a nivel interno el debate sobre la inseguridad crece, diferentes organismos e instituciones, destacan a Uruguay como un país “de los más seguros de la región y el mundo”, y de los mejores para vivir, contabilizando un conjunto de variables y factores, entre los que aparece la seguridad.
La Organización de Naciones Unidas (ONU), el Índice de Prosperidad Legatum, la consultora canadiense Mercer, Economist Intelligence Unit (EIU), el Índice Global de la Paz (GPI), el Barómetro de las Américas, la Cepal, entre otros, destacan valores de las políticas económicas y sociales desarrolladas en Montevideo, y en Uruguay.
Por ejemplo, el Índice de Prosperidad Legatum evaluó a 110 países bajo ocho variables que tienen consecuencia en el crecimiento económico o el bienestar de las sociedades: la economía, la salud, la educación, la seguridad, la gobernabilidad, las oportunidades de emprendimiento, el capital social y la libertad personal.
Para Legatum, Uruguay ocupa el lugar 29 en el mundo y el primer puesto en Centro y Sudamérica, el tercero en toda América, después de Canadá y Estados Unidos.
Paralelamente, la última semana de noviembre la consultora canadiense Mercer ubicó a Uruguay como “la mejor ciudad para vivir” de América del Sur en el puesto 77 en el mundo.

Nivel de vida
Asimismo, un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) títulado “Sostenibilidad y equidad. Un mejor futuro para todos”, calificó a Chile como el país con mejor nivel de vida en Latinoamérica y El Caribe. Luego figuran Argentina (45), Barbados (47), Uruguay (48) y Cuba (51) como los mejores lugares para vivir de la región.
En tanto, según un informe del Economist Intelligence Unit (EIU), Montevideo está ubicada en el lugar 65 de las mejores ciudades para vivir, ubicándose en el tercer puesto de Latinoamérica después de Buenos Aires y Santiago de Chile.
La EIU utiliza 30 factores cuantitativos y cualitativos bajo cinco categorías y cada factor es medido y se le da la puntuación como aceptable, tolerable, incómodo, indeseable e intolerable. Las categorías utilizadas son las siguientes: Estabilidad (25% de peso); Servicios sanitarios (20% de peso); Cultura y Medio Ambiente (25% de peso); Educación (10% de peso); y la Infraestructura (20% de peso).

Más pacíficos
Uruguay y Costa Rica son los países latinoamericanos más pacíficos, según el Índice Global de la Paz (GPI) que publica anualmente el Instituto para la Economía y la Paz de Australia, ranking que en 2010 encabezan como países menos conflictivos Nueva Zelanda, Islandia, Japón y Austria.
En la cuarta edición de este índice se han analizado 23 factores “cualitativos y cuantitativos” para determinar el nivel de conflicto interno, militarización respecto a los países vecinos, seguridad ciudadana y respeto a los derechos humanos en 149 estados.
Uruguay figura en la posición 24 en la lista de países más pacíficos del mundo, por delante de España, lo que le sitúa en cabeza de los estados latinoamericanos, un lugar que el año pasado ocupó Chile, que ahora desciende hasta el puesto 28 por “algunas medidas de militarización” adoptadas.

Democracia
Uruguay es el país con mayor apoyo a la democracia de Latinoamérica.
Así lo señaló el Barómetro de las Américas del Proyecto de Opinión Pública de América Latina que realiza encuestas en 26 países de la región.
Los valores democráticos en América Latina se mantuvieron sólidos a pesar de la reciente crisis económica, aunque la región debe prestar atención al efecto nocivo del crimen y la corrupción, indicó el sondeo divulgado hoy en Washington.
Los tres países donde se registró mayor apoyo a la democracia en 2010 fueron Uruguay (86,2%), Costa Rica (80,4%) y Argentina (79,6%).

Pobreza e indigencia
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reconoció en Uruguay al país con menor pobreza e indigencia de Latinoamérica.
El organismo estima que nuestro país es el que tiene menos pobreza, junto a Argentina con un guarismo del 8,6% pero el de menor indigencia: 1,4%.

Delincuencia y el desarrollo
Un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) también establece un vínculo claro entre el crimen y el desarrollo. Los países con amplias disparidades de ingresos tienen cuatro veces más probabilidades de ser afectados por delitos violentos que las sociedades más equitativas. Por el contrario, el crecimiento económico contribuye a evitar los crímenes violentos, como se ha comprobado en los últimos 15 años en América del Sur.
La delincuencia crónica es al mismo tiempo causa y consecuencia de la pobreza, la inseguridad y el subdesarrollo. La delincuencia disminuye las posibilidades de negocios, erosiona el capital humano y desestabiliza la sociedad. Se requieren acciones específicas. “Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las políticas de prevención del delito debe ser combinadas con el desarrollo económico y social, y la gobernabilidad democrática, basada en el imperio de la ley”, dijo Yuri Fedotov, director ejecutivo de la Unodc.