La Dirección Nacional de Asuntos Sociales del Ministerio del Interior (MI) emitió un comunicado en el cual explica los sucedido días atrás, cuando un policía se quitó la vida.

“A partir del hecho, existió un manejo incompleto e incorrecto de la información por parte de algún sindicato policial”, por lo que el MI informó que “el funcionario acudió a la emergencia del Hospital Policial -el 1º/12- afectado por un dolor de espalda, allí fue asistido por una médica a quien en la consulta le relató problemas personales y económicos. La médica no detectó -a pesar de su investigación- elementos de riesgo para sí ni para terceros.

En virtud de lo manifestado por el policía lo derivó a Salud Mental dejando constancia de su actuación. Allí le dieron cita para el 12 de diciembre.

Hay que considerar, salvo manifestación explícita del deseo de quitarse la vida, la dificultad para prevenir un caso de suicidio, ya que puede ser una decisión intempestiva”.

Por último, “las autoridades exhortan a respetar el duelo familiar y no ahondar el dolor que sufren por la pérdida irreparable de su ser querido”.