Miles de peregrinos de todos los rincones del país y más de 80 sacerdotes y diáconos se dieron cita este domingo 12 de noviembre en Florida para honrar, en su Santuario Nacional, a la Patrona de la Patria, la Virgen de los Treinta y Tres.

El cardenal Daniel Sturla y todos los obispos del país encabezaron la Peregrinación Nacional y concelebrarán la Misa que comenzó a las 10 h con la Solemne Eucaristía, en la puerta de la Catedral de Florida, frente a la Plaza Asamblea.

Luego del mediodía, los grupos de peregrinos disfrutaron de la música, el canto y el baile en el Prado de la ciudad. En tanto, sobre las 16.30 h, se efectuó la Procesión con la imagen de la Virgen de los Treinta y Tres hacia el Santuario, mientras se rezaba el Santo Rosario.

Actitud de diálogo

En la puerta del Santuario, el obispo auxiliar de Montevideo y secretario de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), Mons. Milton Tróccoli, en su homilía, llamó a las comunidades y familias a no ser meros espectadores, algunas veces quejosos y testimoniar a Jesús en actitud de diálogo.

El sacerdote agregó que “la construcción de la sociedad de hoy exige jóvenes nuevos, profundos en la oración, fuertes en la cruz, y alegres en la esperanza”.

Al finalizar su homilía, Tróccoli leyó una oración en la que pide por los trabajadores, los jóvenes, las familias y los adultos mayores.

En tanto, el cardenal Sturla manifestó, al ser consultado por medios locales, que “nos preocupa la fragmentación social del Uruguay”.

¿SABÍAS QUÉ?

 Tolerancia y pluralidad

Horas antes, el arzobispo de Montevideo, en su audición en radio Oriental, condenó las pintadas que realizaron manifestantes feministas durante la marcha en el marco del “Encuentro de Mujeres del Uruguay” en la Iglesia del Cordón.

Enfatizó el religioso que “pintarrajearon, escribieron consignas anticatólicas, difamatorias y volvieron a salir campantes” y agregó que “después subieron las fotos a Facebook y no ha pasado nada. Se ha profanado una Iglesia y se abusa de una respuesta serena y pacífica”. Concluyó remarcando que “se ha hecho un daño a la tolerancia y la pluralidad”.