En general, en el intercambio entre candidatas y candidatos frenteamplistas que disputarán cargos en Montevideo en las próximas elecciones departamentales,  se priorizaron las propuestas referidas a las políticas culturales y  a la mejora de los servicios municipales como instrumentos de largo plazo en el logro de estos objetivos.

Información y nuevas teconologías

Se propuso desarrollar una campaña municipal denominada “Mujer/Montevideo” mediante una aplicación para celulares (app) que contenga información laboral, de derechos,  del trabajo que desarrollan las Comuna Mujer, propuestas educativas para la igualdad de género,  información para casos de violencia (dónde denunciar, apoyos, etc.)  Una vez creada la ´´app´´ habría que  implementar una fuerte campaña de visibilidad, dirigida a toda la población, e instar a que Antel la coloque por defecto en cada nuevo celular que entregue, además de  buscar el compromiso de las otras dos compañías privadas que proveen telefonía celular para que hagan lo propio.

Violencia de género

Convocar a  los habitantes de Montevideo desde la institucionalidad, en las redes, con encuentros presenciales, a integrar una Mesa de Diálogo para definir una batería de medidas para la erradicación de la violencia de género, fue otra de las propuestas.

Se buscará que el tema  sea reconocido como una de las expresiones más brutales de la discriminación y que las soluciones que se propongan sean  valoradas y reconocidas por todos y todas para dotarlas de una fuerte legitimidad.

Educación para la paridad

Educar en ciudadanía paritaria, promoviendo  los consejos de niñas, niños y adolescentes  con la colaboración de escuelas y liceos de cada municipio, es otra de las estrategias presentadas. Se buscará despertar su interés en resolver los problemas de la zona y nacionales, a partir del uso de herramientas pedagógicas adecuadas incluyendo trabajo en red  (ceibalitas) y presencial.

Integrar en la campaña por la paridad contenidos audiovisuales representando situaciones de micromachismo que están naturalizadas en el comportamiento de todos y todas,  conjuntamente con un plan de trabajo social en cada
territorio municipal, con técnicas del “teatro del oprimido”, que aborden el tema del sexismo/machismo en todas sus formas y promover actitudes y prácticas de respeto y sensibilización en el abordaje de las diferencias raciales y otras discriminaciones en todos los ámbitos públicos municipales, es otra línea de trabajo.

Comunicación

A nivel comunicacional, se propuso potenciar una política departamental, a través de todos los medios disponibles -en particular TVCiudad,- que incluya la promoción  de programas innovadores referidos a  los cuidados entre hombres y mujeres,  la diversidad sexual, afrodescendientes, discapacidades, dirigidos por niñas, niños y adolescentes y campañas educativas.

En línea similar, está la promoción de  que las  niñas, jóvenes y mujeres en general se acerquen al desarrollo de las nuevas tecnologías que servirán para implementar nuevas aplicaciones amigables a la equidad de género, enfrentando exitosamente los desafíos comunicacionales del mañana. Se implementarán  programas de capacitación y motivación a niñas y jóvenes, mujeres mayores, funcionarias de la Intendencia de Montevideo y municipios, priorizando la creación y multiplicación de ‘app’ varias sobre tecnologías, formación e información para mujeres.

El fortalecimiento del programa Comuna Mujer en el marco de la descentralización, destinando recursos para su promoción y desarrollo, no estuvo ausente de la lluvia de ideas.

Infraestructura y servicios

En lo referido a espacios públicos, se propone que la infraestructura y diseño de los mismos representen y promuevan los conceptos de igualdad e inclusión definiendo a esos fines, por ejemplo, algunos espacios de referencia con nombres de mujeres para cada zona y que en cada municipio se haga conocer la historia y trabajo de ellas.

Generar un sistema de baños públicos que se extienda por toda la ciudad, priorizando  baños para discapacitados/as, niñas y niños que puedan ser acompañados por cualquiera de sus padres y agregar a esto salas de amamantamiento, facilitaría el tránsito y disfrute de la ciudad.

Movilidad urbana

En materia de movilidad urbana se propuso atender  principalmente las necesidades de las mujeres, usuarias mayoritarias de esos servicios por la multiplicidad de traslados que deben realizar cotidianamente para cumplir sus tareas (trabajo, traslado de personas dependientes a su cargo, compras, etc. ).  Ello incluiría establecer más trayectos de cercanía y aumento de frecuencias; seguridad en el transporte, en las paradas, en el trayecto; mejorar la iluminación en las paradas y atender los descensos en lugares solitarios y en la noche.  También mejorar el trato a la población usuaria mediante formación, capacitación, y control social del personal a cargo del transporte público. A todo esto se suma el establecimiento de buses escolares con recorridos por diferentes zonas y con varias paradas.

Salud y cuidados

Hacer un relevamiento participativo en cada municipio de los servicios que dan cuidados para primera infancia,  personas con discapacidad , adultos mayores e informar a los vecinos de los mismos, apunta a contribuir a la articulación del Sistema Nacional de Cuidados  con el nivel departamental.

En materia de salud preocupa mejorar la relación de las policlínicas con los barrios, con extensión horaria, sensibilización a funcionarios/as sobre lenguaje inclusivo, equidad de género y generaciones, respeto a la diversidad y corresponsabilidad, así como potenciar los espacios de participación, vínculos interinstitucionales y realizar actividades de promoción social.