“Continuaremos de forma progresiva, extendiendo el sistema de contenedores de recolección selectiva de residuos domésticos. Incorporaremos tecnología en los contenedores para identificar su nivel de carga y aumentar eficacia en las respuestas. Profundizaremos el mejoramiento de las infraestructuras de la División Limpieza y trabajaremos en la modificación de los hábitos de consumo para reducir la cantidad de envases desechados”, expresó.

El candidato remarcó que la limpieza tiene que ser tarea de todos y “también tarea dignificante” por ello asumió el compromiso de fomentar esquemas de estímulo/desestímulo a través de tasas sobre envases no retornables y bolsas desechables de supermercados y comercios. “Convocaremos junto al Gobierno Nacional a una mayor responsabilidad empresarial –agregó-, para fomentar el uso de envases retornables”.

Para lograr esto explicó que se involucrará a los Municipios en las tareas de control y eventuales sanciones por el no cumplimiento de las normas de recolección de residuos.

Clasificadores
“Nos proponemos reforzar el trabajo con la población de clasificadores, logrando su inclusión laboral formal en distintas actividades que permitan disminuir la recolección y clasificación informal. Requerirá capacitación laboral, mediación con los sindicatos, cooperativas, actores privados y apoyo de la Intendencia para sostener la inserción laboral”, señaló.

Martínez indicó que se continuará sincronizando estas iniciativas con los cambios en los modelos de gestión de residuos y para ello se incluirá maquinarias a los efectos del agregado de valor a las materias primas recuperadas, se ampliará la infraestructura destinada a la clasificación y se apostará por tener hasta 8 plantas de preclasificados de residuos domiciliarios y comerciales y 2 plantas de clasificación de carácter industrial. Es lo que ha hablado del compactado grande.

Hizo hincapié en que se avanzará en el aprovechamiento del biogás generado y se estudiará la viabilidad de una Planta de Valorización Energética de Residuos Sólidos Urbanos para Montevideo y Área Metropolitana.

Gestión del agua y sus territorios
El abordaje de los problemas que afectan la calidad del agua también fue desarrollado y se planteó realizar una mirada integral al territorio. “En el caso del Río Santa Lucía, la Intendencia debe ser parte de su Comisión Administradora ya que este año ingresó como área protegida y es necesario participar en la formulación del Plan de Manejo del área.

Para la Cuenca de los arroyos Toledo y Carrasco se planteó la necesidad de actualizar el Plan Estratégico de Gestión Integrada de la cuenca del A. Carrasco definiendo prioridades de acción. “Potenciaremos un área verde asociada a la reconstitución de los Bañados de Carrasco incluyendo áreas deportivas y corredores verdes e impulsaremos el realojo de los asentamientos que aún permanecen en zonas inundables”, manifestó.