La selección de Uruguay, sin puntería y que perdonó demasiado, cayó en Viena por 2-1 ante Austria, con menos oficio pero más determinación.

 

La Celeste puso fin a su gira europea con un revés frente a una selección de Austria en reconstrucción, pero demostró que tiene más calidad que el equipo centroeuropeo.

 

El principal reproche que se le puede hacer al conjunto de Tabárez es que le faltó el instinto asesino para dejar en la lona a su oponente cuando lo tuvo contra las cuerdas.

 

Con los alpinos debutaba un nuevo técnico, Franco Foda, y el equipo salió con mucho ímpetu para agradar a su afición después de fracasar en la fase de clasificación para el Mundial.

 

Austria, además, tuvo la suerte de los primerizos. Marcó en su primer ataque.

 

Florian Kainz robó el balón en el centro del campo y filtró un pase dentro al área a Guido Burgstaller, que disparó ante la salida del arquero. Martin Silva rechazó el tiro, pero el balón le volvió a caer al atacante del Schalke 04 alemán, que lo cedió a Marcel Sabitzer y éste marcó sin oposición.

 

Ese primer fogonazo quedó pronto eclipsado por los celestes con una contra vertiginosa marca de la casa.

 

Jonathan Urretaviscaya puso un centro templado desde la izquierda a Edinson Cavani, que se adelantó a la salida del meta Heinz Lindner y marcó con un gran cabezazo.

 

Austria acumuló más jugadores en el medio y tuvo más la pelota, pero el peligro lo puso la Celeste. Uruguay cerró bien sus líneas y al contragolpe buscó la espalda a los alpinos. En numerosas ocasiones ese juego vertical y vertiginoso exigió seriamente a la defensa de Lindner.

 

En estas jugadas destacó el extremo Urretaviscaya. El jugador del Pachuca mexicano dio en el minuto 27 un pase al centro del área a Giorgian de Arrascaeta, que no enganchó la pelota desde el punto de penal en lo que parecía el segundo tanto.

 

Poco después, Maximiliano Pereira se escapó de su marcador por la derecha y puso la pelota en el área a De Arrascaeta. El jugador del Cruzeiro se quitó de encima a su defensa con un gran gesto técnico, pero su disparo dio en el palo y el rebote volvió manso a Lindner.

 

En estas jugadas la defensa austríaca mostró grandes problemas de ajustes en las transiciones defensivas y la verticalidad de los de Tabárez la desbordó en numerosas ocasiones.

 

Urretaviscaya volvió a ser clave en otra gran oportunidad de la Celeste. El atacante volvió a tener metros para levantar la cabeza y puso un gran pase a Cavani, que disparó alto sobre la salida del meta austríaco. Uruguay perdonó demasiado.

 

La segunda parte siguió con la misma tónica, más posesión para los centroeuropeos, a quienes les costaba traducir eso en ocasiones de gol. Aun así, se acercaron más al área de Martin Silva, más por empeño que por calidad.

 

El partido decayó entonces con la rueda de sustituciones, pero los locales siguieron insistiendo frente a un Uruguay que se confió con la inoperancia de su rival.

 

Sin embargo, en el minuto 87 los austríacos marcaron el 2-1 con una jugada de pelota quieta. Louis Schaub sacó una falta al segundo palo, pero nadie remató, Martin Silva no supo reaccionar y la pelota entró en su arco.

 

Así concluyó el partido y esta mini gira por Europa.

 

AUSTRIA 2:1 URUGUAY

 

Cancha: Estadio Ernst Happel de Viena. Juez: Tamás Bognár (Hungría).

 

AUSTRIA: Heinz Lindner, Andreas Ulmer, Aleksandar Dragovic, Kevin Danso, Marko Arnautovic (86′ Deni Alar), Marcel Sabitzer (88′ Stefan Schawb), Moritz Bauer, Julian Baumgartlinger, Florian Kainz (58′ Louis Schaub), Guido Burgstaller (74′ Valentino Lazaro) y Florian Grillitsch (74′ Alessandro Schopf). Director técnico: Franco Foda.

 

URUGUAY: Martín Silva, Maximiliano Pereira, José María Giménez, Diego Godín, Gastón Silva, Federico Valverde (79′ Nicolás Lodeiro), Matías Vecino, Rodrigo Bentancur, Giorgian De Arrascaeta (62′ Carlos Sánchez), Jonathan Urretaviscaya (67′ Cristhian Stuani) y Edinson Cavani (74′ Maximiliano Gómez). Director técnico: Oscar Tabárez.

 

GOLES: 5′ Marcel Sabitzer (A), 9′ Edinson Cavani (U), 87′ Louis Schaub (A).