El presidente venezolano Nicolás Maduro calificó ayer de “manifiesto golpista” lo actuado por la Asamblea Nacional que lo declaró en abandono del cargo, mientras diputados oficialistas solicitaron a la corte de justicia que anule la resolución legislativa.

“Soy el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el jefe de gobierno y el jefe de Estado por mandato del pueblo y con el pueblo seguiré aquí”, afirmó Maduro durante una alocución desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía poco antes de partir hacia Nicaragua.

El mandatario fustigó la declaratoria de la mayoría opositora, la cual calificó de “manifiesto golpista”, e instó a sus seguidores a responder con firmeza a las “provocaciones de la derecha, a los golpes de Estado que intentan desde la Asamblea”, a la que señaló de estar subordinada a la Embajada de Estados Unidos en Caracas.

Maduro ha denunciado desde el 2013, año en que asumió el gobierno, varios complots y planes desestabilizadores. Poco antes de la declaración del gobernante, la bancada oficialista de la Asamblea Nacional acudió hasta el Tribunal Supremo de Justicia para solicitar la nulidad de los actos del lunes del Congreso en los que la mayoría opositora aprobó la declaratoria de abandono del cargo de Maduro

“No podemos nosotros permitir que la irracionalidad, que la locura siga imponiéndose como una forma de hacer política”, dijo a la prensa el jefe de la bancada oficialista, diputado Héctor Rodríguez.

Rodríguez agregó que también se pidió a la Corte que “juzgue las responsabilidades políticas, administrativas y penales” de los diputados opositores.

La Asamblea Nacional, con 106 votos a favor, aprobó la declaratoria de abandono del cargo de Maduro por el supuesto incumplimiento de sus funciones constitucionales. El Congreso está integrado por 163 diputados de los cuales 109 son de la oposición y el resto del oficialismo.

La oposición justificó el proceso contra el mandatario alegando que hay una “grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de los derechos humanos, la devastación de las bases económicas y sociales de la nación”.

Aunque la Asamblea Nacional tiene potestad constitucional para declarar el abandono del cargo de un presidente, algunos analistas y juristas estiman que la declaratoria no tendrá ninguna incidencia debido a que es una acción meramente política que es muy posible que sea anulada próximamente por el Tribunal Supremo, que es señalado de estar controlado por el oficialismo.

Durante el año pasado la oposición impulsó varias acciones, incluido un proceso de referendo revocatorio de mandato, para tratar de acelerar el fin del gobierno de Maduro, pero todas fueron bloqueadas por las autoridades judiciales y electorales.

Comando “antigolpe”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juramentó ayer el Comando Antigolpe, encabezado por el vicepresidente ejecutivo, Tareck El Aissami.

“Estoy haciendo esta reunión, como pueden ver, de instalación y juramentación del comando por la paz y la soberanía, el comando antigolpe… porque estamos obligados a defender el derecho de nuestras familias a la paz”, declaró Maduro previo a su viaje a Nicaragua donde acudió a la toma de posesión de su par Daniel Ortega.

El Comando Antigolpe por la paz y la soberanía quedó integrado también por la vicepresidenta de Soberanía Política Seguridad y Paz, Carmen Meléndez; por los ministros de Defensa, Vladimir Padrino López; de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, y Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez.

Además del diputado Diosdado Cabello, el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Militar (Sebim), Gustavo Gonzalez López; el comandante general de la Milicia Nacional Bolivariana, Vega González; el director de la Policía Nacional, Franklin García Duque, y el director de Contrainteligencia Militar, Iván Rafael Hernández Gala.

Esta dirección se encargará de preservar la paz y estabilidad del país y tendrá comandos en las 8 Regiones Estratégicas de Desarrollo Integral (Redi) de los 24 estados del país y además contará con el apoyo de la Fuerza Armada.