El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lanzó un mensaje de concordia a los ciudadanos que se manifestaron hace dos años en todo Brasil ayudando a que se consumara el “impeachment” a la entonces presidenta Dilma Rousseff. “Los que salieron a la calle para hacer ‘caceroladas’ y apoyar el ‘golpe’ ahora se están dando golpes en la cabeza de arrepentimiento”, dijo Lula en un mitin en Río de Janeiro, y añadió: “Nosotros les daremos la mano; ven aquí compañero, siempre hay tiempo de arrepentirse”, según palabras recogidas en su cuenta oficial de Twitter.

Lula hizo estas declaraciones desde la localidad de Campos de Goytacazes, como parte de una caravana que realiza por el estado de Río de Janeiro en clave de precampaña electoral.

No es la primera vez que los principales líderes del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) intentan acercamientos con los denominados por ellos “golpistas” y sus electores.

Recientemente, la expresidenta Rousseff aseguró en una entrevista al canal alemán Deutsche Welle que había que “perdonar” a los que se manifestaron pidiendo su salida del Gobierno y que el PT no debía tener un “espíritu vengativo” en las próximas elecciones. De hecho, el principal partido de la izquierda brasileña ya está preparando el terreno para la contienda electoral de octubre de 2018; en otra caravana realizada por el noreste brasileño, Lula apareció en un mitin de la mano del senador Renan Calheiros (del oficialista Partido del Movimiento Democrático de Brasil).