El presidente de Bolivia, Evo Morales, reconoció hoy que la hoja de coca es símbolo de la dignidad del país y representa la lucha por la reivindicación de las costumbres de los pueblos originarios.

Durante el acto central por el Día Nacional del acullico o mascado de coca, el mandatario recordó que esta celebración es posible gracias a la unidad del pueblo boliviano, que defendió el cultivo de esta planta milenaria como signo identitario del territorio.

En este sentido, recordó la demanda boliviana ante las Naciones Unidas para el reconocimiento internacional del acullico de la hoja de coca, pues las potencias occidentales confundían esta planta con la cocaína.

Bolivia se adhirió en 2013 a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, enmendada por el Protocolo de 1972, con la reserva de permitir el masticado de la hoja de coca en todo el territorio nacional.

En alusión a esta fecha, la Cámara de Senadores sancionó en diciembre de 2016 la Ley 864, que declara el 11 de enero de cada año como Día Nacional del acullico.

Esta es una fecha importante para celebrar todo lo que hemos conseguido en defensa de nuestra identidad y dignidad nacional, acotó Morales.

Acontecido en la Plaza Murillo de esta ciudad, en el acto también participaron el vicepresidente de la nación, Álvaro García Linera, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, así como productores de esta planta y movimientos sociales. El Día Nacional del acullico se celebra cada año en todo el país con marchas y ferias a favor del consumo de esa planta milenaria de alto valor nutricional y medicinal.

Evo Morales rechaza mentiras y conspiración de la derecha

Las organizaciones sociales y el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera son la fortaleza para enfrentar las conspiraciones de la oposición, aseguró el mandatario boliviano.

El presidente, Evo Morales, rechazó este jueves las mentiras de sectores controlados por la oposición sobre una supuesta convulsión social en Bolivia, y aclaró que son pequeños grupos que conspiran contra el Gobierno usando como pretexto las movilizaciones contra la aprobación del nuevo Código Penal, que según vulnera derechos constitucionales.

“Escuché en algún medio de comunicación que hay convulsión en el país ¿Qué convulsión en el país? Son pequeños grupos que conspiraran siempre divididos, siempre hemos vivido una conspiración permanente, con tantas mentiras”, lamentó el mandatario, durante la celebración por el Día del Acullico, que se realizó en la Plaza Murillo.

El jefe de Estado boliviano recordó la campaña de mentiras del 21 de febrero de 2016 cuando el No se impuso en el referendo para la repostulación, “ahora usan el Código Penal para mentir y mentir”, señaló.

Asimismo, consideró que la derecha boliviana no tiene programa de gobierno y que su única estrategia es “mentir”.

Ante esto, recomendó a las organizaciones sociales usar los medios de comunicación como estrategia para derrotar a la oposición.

“Nosotros también tenemos que utilizar los medios de comunicación, deben usar redes sociales, Twitter y Facebook para derrotar a los lacayos del occidente, de Estados Unidos, es nuestra responsabilidad”, remarcó.

El Estado boliviano tomó las medidas de derogar los artículos 137 y 205 del nuevo Código Penal, denunciados por los médicos y transportistas, y aseguró que adaptará el código a las peticiones populares.