Por: Alberto Couriel, Analista

El 7 de abril se presentó a la Mesa Política del Frente Amplio un documento borrador sobre “La estrategia política del Frente Amplio hacia el 2020”, elaborado por una serie de compañeros integrantes del Secretariado, del que no participó ningún representante de Casagrande.

La reunión del Secretariado del 4 de abril, cuando por primera vez se inició la discusión de dicho documento, fue muy buena, muy provechosa, muy fraterna, de muy buen nivel como hacía muchos años no se daba en la interna del FA.

En dicha reunión, el sector de Casagrande, liderado por Constanza Moreira, hizo una presentación de su visión propia sobre dicha estrategia y agregó una serie de interrogantes que son el objetivo de esta nota. La finalidad de las preguntas consiste en ayudar a la mejor discusión y profundización del análisis del documento de base.

1.- ¿Cuál es el objetivo a mediano plazo en términos de cambio social? ¿Qué tipo de sociedad nos imaginamos?

Que tipo de sociedad nos imaginamos nos acerca a una especie de utopía, que nos permita un rumbo, un horizonte para avanzar hacia ella. La izquierda siempre se plantea la igualdad, la no discriminación, la solidaridad, la convivencia de diferentes culturas, la garantía de los derechos humanos y así sucesivamente.

Los objetivos del cambio social son centrales para un partido político de izquierda. Lo importante es avanzar en las características de ese cambio social, los integrantes del bloque social de los cambios, las alianzas sociales fundamentales. Por ejemplo, ¿qué papel van a jugar ciertos sectores empresariales o qué papel les corresponde a las capas medias?, temas no sencillos para la izquierda.

2.- ¿Cuál tiene que ser la estrategia en relación al poder del capital? ¿Es posible sincerarse sobre el modelo de acumulación capitalista de los últimos 15 años? ¿Qué consecuencias políticas tienen las megainversiones, tratados de inversión, zonas francas, etc.?

Esta es una pregunta muy abierta, que puede dar lugar a discusiones interesantes. Por ejemplo, José Mujica acaba de declarar que hay que volver a estudiar el papel de la inversión extranjera directa, porque cambiaron las condiciones existentes actualmente con respecto al año 2005.

También en última instancia, en esta pregunta vale analizar las características básicas de las nuevas relaciones de poder para alcanzar los objetivos del desarrollo. Ello, por supuesto, incluye el poder militar, el económico, el financiero, el cultural, el ideológico, el social y el político.

3.- ¿Cómo es la estrategia para dar la batalla cultural? ¿Cuál es el trabajo político a hacer en medios, producción de conocimientos, instituciones culturales? ¿Qué instituciones necesitamos para eso?

Este es un tema muy relevante al que en general no se le otorga la importancia que tiene para avanzar en los cambios sociales y políticos requeridos, para avanzar en los propios bloques sociales y políticos de acumulación.

4.- ¿Qué cambios de estrategia internacional son necesarios dada la situación en EEUU, Europa y Sudamérica, y el ascenso de China?

En artículos anteriores he analizado esta nueva situación internacional, sobre todo por el ascenso comercial de China, la declinación en diversos ámbitos de poder de Europa y las características del nuevo gobierno de EEUU.

Junto a ello la imprescindible unidad de la América del Sur, y si es posible de la América Latina, para ganar poder de negociación en el campo internacional y para la propia construcción de nuestro futuro desarrollo.

5.- ¿Por qué entraron en crisis los procesos de Argentina, Brasil y Venezuela, y qué tenemos que aprender de eso?

Entendemos muy importante analizar lo más objetivamente la realidad de dichos procesos, donde se registraron avances significativos, pero también hubo errores centrales que es muy importante analizar y evaluar.

6.- ¿Cuáles son las causas del descontento (entendiendo que se trata de varios descontentos diferentes)?

Este es un tema central para el futuro de la izquierda y, especialmente, para lograr nuevos triunfos en las elecciones nacionales de 2019 y las departamentales del 2020. Pero, sobre todo, nos interesa conocer las causas del descontento de los frentistas, sean por acciones del gobierno, de la fuerza política, de la bancada parlamentaria, por la no aplicación del programa correspondiente y así sucesivamente.

7.- ¿Cómo responder a las transformaciones en las relaciones de género? ¿Qué consecuencias políticas tienen las militancias que surgen de esos cambios? ¿Qué rol juegan los jóvenes y las mujeres en la acumulación? Estos son temas centrales para Casagrande por las permanentes defensas por la equidad de género, por el extraordinario esfuerzo de incorporar el mayor número posible de jóvenes a la actividad política. Es como una especie de marca, de registro de presentación de esta organización política.

8.- ¿Qué cambios tiene que hacer la estructura del FA?

En artículos anteriores hemos analizado con detalle este tema, que nos parece vital para alcanzar la dirección requerida, la más nítida representación manteniendo y reformando la coalición-movimiento para asegurar la capacidad suficiente para apoyar, orientar e inclusive controlar las acciones de los gobiernos frentistas.

9.- ¿Cómo va a encarar el FA la renovación generacional de su dirigencia?

Este también es un tema relevante, máxime que para el 2019 Tabaré Vázquez no puede ser candidato, José Mujica va a tener 84 años y Astori va a estar acercándose a los 80 años de edad. Los liderazgos no son un tema menor y no pueden quedar fuera de las bases estratégicas hacia el 2020.

10.- ¿Cómo prepararse en caso de pérdida de gobierno?

11.- ¿Cómo relacionarse con la izquierda que está fuera del FA (tanto en lo político, como en lo social y en lo intelectual)?

12.- ¿Cómo va a enfrentar la opacidad que rodea la designación de las responsabilidades de gobierno?

Se plantean estas tres preguntas juntas por falta de espacio, pero muestran la preocupación que surgen de distintas encuestas que no aseguran un nuevo triunfo del FA, como manejarse nuevamente con el descontento, que factibilidad existe de que los frentistas se corran más a la izquierda acercándose a la Unidad Popular, o más a la derecha acercándose al Partido Independiente.

El análisis de la estrategia recién comienza y se definirá en un Plenario el 27 de mayo. Ojalá se puedan repetir en los más diversos ámbitos un diálogo, un debate sobre el tema con la franqueza, nivel y fraternidad del realizado en el Secretariado el 7 de abril.