Los cabildos, que por definición están asociados a diferentes formas de participación de los vecinos, desde la época que América era colonia Española. La palabra Cabildo proviene del latín “Capitulum” que significa “a la cabeza”. Cabildo, como institución, es el significado de: el representante legal de la ciudad, por medio del cual los vecinos velaban por soluciones a los problemas administrativos, económicos y políticos del Municipio.

Pero los tiempos han cambiado y hoy se utiliza la palabra Cabildo para definir la reunión y/o asamblea abierta de vecinos que se debe de realizar por imposición del artículo 13, inciso 19 de la ley 18.567, que creo los Municipios, por lo menos una vez al año. En el caso de Montevideo deben de concurrir en pleno los Consejos Municipales y Vecinales, además se invitan a participar: los miembros de las organizaciones sociales y vecinos que vivan dentro del Municipio.

En dicho Cabildo se deberá informar de todo lo actuado y lo proyectado para el año siguiente, allí los participantes podrán discutir y analizar para aprobar o no lo realizado, es por eso que podemos decir que el Cabildo es un espacio de participación ciudadana.

Hoy estamos a escasos dos meses de la realización de los mismos: Montevideo fijó fecha para los días 26 – 27 – 28 de noviembre, en el interior en muchos lugares ya comenzaron su realización.

Canelones es uno de ellos, que realizó varias asambleas en la Ciudad de la Costa, y en el Municipio de Salinas se realizaron 8 “Cabildos”, logrando apenas reunir unos 150 vecinos en total, debemos de decir que la población supera los 20.000 habitantes. Lo cual fue considerado por dirigentes Municipales y Departamentales, muy escasa la concurrencia a dichos Cabildos, pues se trató de realizar varias en diferentes zonas para que el vecino pudiera concurrir cómodamente.

Según un integrante del consejo Municipal de Salinas, los Cabildos fueron “bien difundidos”, pero la convocatoria no tuvo el éxito esperado por parte de las autoridades Municipales. El tema aquí es ver, pensar y analizar, el por qué los vecinos NO quieren participar en los ámbitos públicos, ya no de políticas partidarias, sino de interés general.

Los gobiernos departamentales, en especial los frenteamplistas y el gobierno nacional tienen como meta importante la participación ciudadana, pero esta se encuentra anulada, no particípa como en años anteriores. Muchos creen que la no participación de la gente se debe a que en muchas ocasiones sus reclamos no son escuchados por los ámbitos de gobierno, el vecino y los grupos sociales necesitan que se los escuche, que sus reclamos sean tenidos en cuenta.

Montevideo cuenta con ocho Municipios cuyas realidades y necesidades humanas y sociales son muy diferentes entre sí y aun dentro del propio Municipio, pues estos son muy extenso y con una población superior a los 150.000 habitantes por municipio aproximadamente. El tema hoy es saber qué desea el vecino del Municipio, pues tenemos muchas cosas por resolver, algunas de larga data, otras no tanto.

En unos lugares nos volverán a plantear como en Cabildos anteriores temas como: basura; limpieza; arreglo de calles; transporte; alumbrado; barrido de calles; arreglo de plazas; ruidos molestos; traslados de ferias; actos culturales; policlínicas; veredas; podas de árboles y podrimos seguir con decenas de cosas.

El tema es que en ocasiones no escuchamos, hacemos oídos sordos a temas que para muchos no son prioritarios, ni necesarios, pero para el vecino es prioritario y necesario. Debemos de decentralizar, mucho más, si de acuerdo. Pero lo que hoy nos debe de preocupar es la participación del vecino.

En el próximo año también habrá una nueva instancia de elecciones de los Consejos Vecinales, faltan apenas unos meses y aún seguimos discutiendo entre cuatro paredes qué tipo de elecciones queremos realizar, quiénes se presentaran, cuántos Concejales queremos por Centro Comunal.

Pero, tal vez el más importante: qué papel jugarán en la zona si el de representante de los vecinos o simples gestores, eso creemos que no se quiere discutir. El tema da para mucho más…