Limpiar basurales y levantar residuos no parece ser una tarea demasiado atractiva, sin embargo hay quienes la realizan a diario. Para los integrantes del Movimiento Tacurú es una buena salida laboral, y ya lo toman con naturalidad.

Los proyectos educativos laborales de Tacurú buscan lograr, a partir del acompañamiento socioeducativo, que los jóvenes fortalezcan aspectos de su identidad y desarrollen capacidades. El proyecto está destinado a jóvenes entre 18 y 25 años. La propuesta posiciona al trabajo como una herramienta educativa de manera que los jóvenes puedan desarrollar hábitos, habilidades y actitudes que le permitan desempeñarse luego en el mercado laboral.

En el aspecto operativo de la propuesta, si bien hay que desarrollar una tarea concreta y específica la consigna es fuertemente educativa e intenta que los jóvenes desarrollen hábitos de trabajo.

Ellos nos contaron cómo viven esa experiencia y algunos gajes del oficio en este video: