Lacalle atacó también al Frente Amplio porque “habla del futuro pero no nos da presente” y utilizó una imagen para retrotraer a los presentes al país del pasado. “El país que queremos”, dijo, “el país con el que sueño es el país de Tabaré Vázquez”.

“No el que gobierna, sino el que permitió que el hijo de un obrero metalúrgico yendo a la escuela de la esquina, al liceo del barrio y a la universidad, fuera profesor grado cinco, millonario y presidente de la República. Ese es el país que queremos”, afirmó con ironía.

También cuestionó la defensa de la integración regional que hace la izquierda y aseguró que lo “crispa” cuando “hablamos de paisito y por otro lado de patria grande”. “Yo creo que no voy a estar en los próximos 30 años, pero tenemos el desafío de construir nacionalidad”, señaló.

El Estado “ausente”

Para completar el cuadro de exposiciones con el mismo nivel de cuestionamientos, habló también el economista Ernesto Talvi, director de Ceres, quien aseguró que el Estado se muestra ausente en cuanto a aspectos de inseguridad ciudadana.

Observó que el Estado “no está presente donde debe estar” y se mostró en contra del argumento oficial de la legalización de la marihuana como estrategia para frenar el narcotráfico.

Talvi tabién aludió a los “guerrilleros” que llegaron al poder en 2010 y sostuvo que ellos “no cambiaron a Uruguay como querían sino que Uruguay los cambió a ellos” lo que los llevó a mantener la línea económica.

En otro tramo de su alocución se refirió al “aislamiento” internacional de Uruguay y planteó que si bien no es una opción salir del Mercosur, el país debe liderar ese proceso junto con Brasil que actualmente se muestra más flexible.