Por: Mariana Peralta

Recientemente salió al mercado una nueva publicación que permite poner en valor la vida y obra del Padre Cacho. Para conocer más detalles sobre el proceso de investigación y recopilación de información LA REPÚBLICA dialogó con Julio César Romero Magliocca uno de los autores de este libro titulado “La vida íntima del Padre Cacho”.

¿Cómo surge la idea de realizar este libro?

En el año 2012 desarrollo la primera biografía testimonial sobre el Padre Cacho su nombre, “Un Cacho de Dios”, con este libro traté de darle voz a tanta y tanta gente que colaboró con Cacho desde vecinos como técnicos que sumaron su esfuerzo. A comienzos del año 2016 recibo la comunicación de Don Julio María Alonso (hermano de Cacho que vive en Venezuela), invitándome a hacer juntos un nuevo libro que incluyera todo el camino salesiano (ellos hicieron el camino juntos hasta el complejo del Manga). Faltaba mucho más por decir de mi parte debido a nuevas investigaciones. Creo que los dos nos complementamos bien para darle al lector un acabado conocimiento sobre el protagonista.

¿Cuánto tiempo implicó su escritura?

Julio Alonso por su lado reúne todo esos recuerdos los que llega a plasmarlo en la escritura, por mi parte agrego la impronta de investigador periodístico con elementos encontrados desde el primer libro “Un Cacho de Dios”. Quizás en cuatro años reunimos nuestros trabajos, a los que luego llega la etapa de depuración y selección de los capítulos para entregar al lector un libro ágil en su lectura y profundo, llegador en su contenido.

¿Qué ha significado para usted la figura del Padre Cacho?

Yo nací y viví en el barrio Colón 14 años. Por el año 1979 a nuestra familia nos toca mudarnos para la zona donde ya se encontraba Cacho desde hacía dos años. Quiere decir que como vecino pude aquilatar en distintos períodos de mi vida todo lo que significaba tener en el barrio a un sacerdote que había decidido vivir entre los más pobres, dando ese paso trascendente. El momento que más me golpeó, fue presenciar el sepelio de Cacho el año 1992, en donde una caravana interminable de personas y carritos de clasificadores daba el último adiós. Creo que allí replicaba en mi cabeza la sensación de impotencia por no poder haber sido un colaborador más. En ese preciso momento sentí la necesidad de salir a buscar al Cacho que tenía como vecino y no lo había visto en toda su magnitud. Sin dudas que el respeto mayor al estudiar la figura de Cacho, fue esa entrega sin desmayos, donde sin dudas era mucho más fácil perder que ganar. Finalmente el tiempo de estudio me devolvió a un Cacho que con su paciencia me hizo entender porque la gota terminar perforando la piedra. Esa figura de Cacho, con su entrega por los que menos tenían, me colocó con la capacidad de definirlo como un Santo que caminara a mi lado. Esa definición la encontré en mucha gente, desde el humilde clasificador que compartiera sus tiempos, como algún destacado actor político que lo conociera.

¿Qué podrá descubrir el lector sobre el Padre Cacho en esta nueva publicación?

Sin temor a equivocarme, luego de leer este libro, el lector quedará satisfecho en su lectura ágil, didáctica, y enriquecedora por todo el material reunido en esta obra. Se le suma un condimento especial que se define como un Milagro ocurrido a uno de los autores y su familia en el año 2013 en Villa Argentina – Canelones. Sin dudas que durante la lectura realmente llegará aquilatar el despliegue sin desmayos, dando todo hasta la última gotita este Santo.

¿Dónde se encuentra a la venta el libro?

El libro se encuentra como en el anterior libro “Un Cacho de Dios” en librería Paulinas (Colonia y Yaguarón) y librería San Pablo (Colonia y Tacuarembó), también mediante el principal distribuidor del país GUSSI, en todas las librerías que quieran tener este libro.

Historia de la causa de canonización de Isidro Alonso – Padre Cacho

Existió un primer intento en el año 1998, cuando el Consejo Parroquial de la comunidad de
Possolo presenta nota fechada el 21 de junio de 1998.
En la misma se le pedía a Mons. Gottardi se dispusiera lo necesario para que la causa fuera abierta. Luego de mucho tiempo, al asumir como Arzobispo Daniel Sturla, y en consulta con el Consejo del Presbiterio, integrado por 25 sacerdotes se resuelve presentar la Petición al Vaticano, nombrando como postulador de la Causa al Sacerdote Daniel Bazzano.

PASOS

Siervo de Dios. El Arzobispo presenta un informe sobre la
Vida de la persona que quiere proclamar santa. Si es aceptado
Se inicia el proceso.
Venerable. Se analiza la vida, obra y escritos de la persona, se
Interroga a testigos.
Beato. Luego de probar un milagro es mostrado al mundo como
Intercesor en una ceremonia.
Santo. Se debe probar un segundo milagro que suceda luego de
La beatificación.

FRASE
“Como vecino pude aquilatar en distintos períodos de mi vida todo lo que significaba tener en el barrio a un sacerdote que había decidido vivir entre los más pobres, dando ese paso trascendente”, Julio César Romero Magliocca.

portada del libro la vida íntima del padre cacho