Mientras destinos turísticos de México y Brasil tienen tasas de homicidios, cada 100.000 habitantes, que van desde 104 puntos (Acapulco) a 56 puntos (Maceió), la tasa en Uruguay fue de 7,6 homicidios cada 100.000 habitantes, lo que lo convierte en uno de los países más seguros de América Latina, recordó el ministro Eduardo Bonomi. Por otra parte, en 2016 las rapiñas bajaron 4 % y en lo que va de 2017 la reducción es de 8 %.