El secretario general del Partido Comunista (PCU), Juan Castillo dijo a LA REPÚBLICA que la situación de los cincuentones se resuelve en “clave de unidad” por lo que le pidió a los sectores del Frente Amplio “flexibilidad para que el proyecto” sea aprobado antes de fin de año como se comprometió el gobierno. El PCU defiende el proyecto que llegó desde el Ejecutivo pero está abierto a escuchar propuestas sobre modificaciones.

“Tenemos un compromiso social muy fuerte con un sector de trabajadores y trabajadoras que han sido perjudicado por la reforma del sistema que los blancos y colorados acordaron, y que el FA y que la organización sindical se opuso”, dijo a LA REPÚBLICA el secretario general del PCU, Juan Castillo, recordando la reforma en la que se obligó a trabajadores a afiliarse a una AFAP.

El tiempo trascurrió y llegó la hora donde los cincuentones comenzaron a analizar la posibilidad de jubilarse, pero se dieron cuenta que en iguales condiciones a otros trabajadores que no fueron obligados por la derecha a afiliarse a las AFAP, se jubilarán con peores condiciones. “Esa es una injusticia a la que el Frente Amplio intenta darle respuesta.

Esa respuesta ha tenido iniciativa del Presidente, propuesta que los comunistas avalamos plenamente, porque estamos de acuerdo y defendemos, pero en el medio aparecieron otras preocupaciones, visiones distintas a partir de analizar los costos, las proyecciones de cara al futuro”, comentó el ex director Nacional de Trabajo.

En cuanto a la postura del PCU, el secretario general señaló que la postura es clara, apoyan el proyecto del ejecutivo pero “nosotros vamos a estar siempre abiertos a que otros compañeros propongan otra distinta, siempre y cuando mantenga dos condiciones: respaldar la postura del gobierno, cuestión que queremos subrayar, y en segundo lugar respaldar los beneficios de la propuesta inicial que le generó expectativa a una cantidad de miles de trabajadores”. Esta situación “nos ha mantenido en los últimos 15 días, haciendo un esfuerzo constante por parte de muchos sectores del FA. No tratando de tener la razón, sino buscando cual es el punto de equilibrio justo que la mismo tiempo de dar respuesta social importante.

Unidad y acuerdos

Para Castillo, la solución al tema cincuentones se alcanzará mediante “la unidad y los acuerdos”: “Uruguay tuvo cambios tan profundos en esta década, que a partir de ahora cada cosa que intentemos cambiar en lo social, en lo estructural, en lo político, seguramente se abren la posibilidad de tener dos opiniones. La situación de los cincuentones se resuelve en clave de unidad.

Lo principal es defender el proyecto político, defender la unidad del FA pero con un propósito, con un objetivo y ese para nosotros es innegociable: la unidad del Frente Amplio”, manifestó a la espera de una solución en conjunto. A su vez recordó que “lo único a lo que no estamos dispuestos a ceder, es en opacar las expectativas políticas, el sueño de la mayoría de los uruguayos en que Uruguay siga cambiando. Por eso estamos a la expectativa, sensibles a las demandas sociales como esta que es muy justa”.

“Sería peligroso anteponer que haya una cosa más importante que la otra, hay una cantidad de cosas, y la respuesta es si el FA sigue siendo gobierno, por eso hay que defender el proyecto político. Por eso es tener toda la paciencia del mundo para no fracasar en el intento, y trabajar para contemplara a todos sin exclusiones”, agregó.

Aprobación: Se apuesta al 20 de diciembre

Teniendo en cuenta que no se logró cumplir con el primer objetivo que era aprobar le proyecto en diputados en la pasada jornada, por cuestiones de tiempo y de escuchar posibles modificaciones, en el FA se propusieron que el 20 de diciembre sea la fecha para aprobar el proyecto de cincuentones que si o si debe salir este año. “El compromiso es aprobar el proyecto este año. Preferíamos que hoy precisamente diputados ya lo estuviera analizando, para que la semana que viene estuviera en el senado.

Esta búsqueda de la unidad no lo permitió, ahora hemos renovado el compromiso en la comisión bicameral para que el viernes ver posibilidades, y correrlo una semana más”, señaló Juan Castillo. A su vez el secretario general indicó que hay que ver si cada uno de nosotros ponemos un pocos de cada uno, si hacemos un esfuerzo sin bajar principio pero tener flexibilidad para que el proyecto vaya a diputados y pase al senado rápidamente”.