Por: Heber Perdigon, Francia

La artista plástica Vicky Barranguet (Montevideo, Uruguay) expone en la galería Teodora en el barrio parisino de los Campos Elíseos. Barranguet exhibe por la primera vez en Francia sus obras creadas especialmente para la exposición.

El día de la inauguración contó con la presencia del señor embajador de Uruguay en París el Dr. Guillermo Dighiero y del Agregado Cultural el señor Diego Perez-Gomar. Vicky Barrranguet estudió en “The Art Students League of New YorK” con Larry Poons, William Scharf y Frank O’Cain. Obtuvo una beca de la afamada “The Frick Collection” en Nueva York.

Vive y trabaja hace más de 20 años en Nueva York. Su trabajo se inspira de imágenes y de recuerdos del Uruguay, fuerza, efervescencia y el cosmopolitismo de Nueva York están presentes en su obra. La música y el ritmo son indisociables de su creación. Sus gestos son libres y elegantes como en una danza armoniosa que llena su obra de energía, viva y vibrante.

Es la primera vez que expone en Paris ¿Qué significa para usted exponer en esta ciudad?

Es una magia total, París es una ciudad mágica. Desde la primera vez que visité esta ciudad era para mí un sueño poder exponer en París. El sueño se ha hecho realidad. Una exposición en París, significa mucho para mí como artista. Es un honor que mi pintura me traiga a esta ciudad.

Las obras expuestas en la Galería Teodora fueron creadas especialmente para París. ¿Cuál fue su inspiración?

Es una combinación de Nueva York y París. La exposición se llama “New York Notes” (Notas de Nueva York). Cada vez que expongo me gusta crear algo exclusivo para el lugar. Me gusta tener obra nueva. No me gusta repetir la obra que haya expuesto en otro lugar. Tratándose de Paris quería algo particular para esta ciudad. París me inspiró en todo momento de la creación.

La música ha sido un factor fundamental de inspiración, especialmente la de mi marido Gustavo Casenave siempre presente. En mi obra se puede ver movimiento y ritmo de las dos ciudades y la música.

¿Cómo definiría su obra?

Pasé de lo figurativo al expresionismo abstracto. Tiene también algo de impresionismo. No me gusta categorizar mi obra. Lo que puedo decir es que es una obra muy espontánea y caótica en cierto sentido, que a través del proceso creativo encuentra un balance. Cuando empiezo a trabajar por lo general empiezo con una base muy oscura. Luego según mis emociones paso a poner un poco de color.

Me gusta encontrar lo positivo dentro del caos, que podamos vivir. Mi obra básicamente está basada en lo que pasa en el mundo, en mi vida personal, en los sentimientos, las emociones. La vida no es siempre ordena y tranquila, transporto a la tela espontáneamente lo que tengo para decir, siendo sincera con mi trabajo, busco no forzar mi expresión. Siempre tengo algo para decir a través de mi obra.

Tuve la suerte de que mis maestros siempre me dejaron libre guiándome para encontrar mi propio camino y me ayudaron a encontrar mi impronta personal. Estudié con William Scharf, aprendiz y asistente de Mark Rothko, hay mucho de él en la forma como aplico el color. También estudié con Larry Poons, muy conocido en los años 60’ en Nueva York. En Uruguay estudié brevemente con Clever Lara, él y sus asistentes tienen mucho que ver en lo es mi trabajo hoy. De cada maestro que tuve algo dejaron, puesto que hoy veo sus influencias en mi obra.

¿Cuánto tiempo le lleva crear una obra?

Es difícil ponerle un tiempo a una obra. Hay obras que son muy espontáneas y se pueden crear rápidamente. Hay otras que puedo seguir trabajando durante meses. Como trabajo con acrílico, lo manejo con diferentes técnicas, la paleta espesa, o líquida, como si fuera óleo o como acuarela.

¿Qué pintor en particular la inspira?

Todos los artistas me inspiran. Es muy difícil ser indiferente a los artistas. Todo me inspira. Más que nada lo que me inspira de otros artistas, son las emociones que sus obras generan en mí. Salir a la calle, jugar con mis hijas, escuchar música, la naturaleza, la comida, la vida, todas y mucho más, son fuentes de inspiración. Si claro, hay muchos artistas a los que admiro e inspiran mi obra, por nombrar algunos, Kandisky, Bacon, El Anatsui, Monet, Marc Rothko y Jean Michel Basquiat, que son de mis preferidos.