Por: Mario Delgado Gerez

A su criterio, ¿cómo está llevando adelante su administración?

Nuestra administración viene muy bien. Estamos haciendo obras, no van a ser obras faraónicas, pero van a ser obras que le cambien la cara al departamento. Estamos arreglando los parques, los ingresos a Minas, poniendo bitumen, mucho alumbrado público porque tenemos la suerte de ser uno de los departamentos del país que está sin deuda con UTE. Eso nos facilita muchísimo encarar la ampliación del alumbrado, que es necesario en la época en que vivimos.

Pero además, hemos comenzado a trabajar para catapultar a Lavalleja, desde el punto de vista nacional e internacional, en el rubro turismo. Nuestro principal ingreso es el agropecuario, al que seguimos manteniendo gracias a Dios, y es por ello que tenemos dentro de pocos días la Exposición de la Sociedad Agropecuaria, muestra de renombre nacional e internacional, que tiene muchísimos años, y constituye una muestra de nuestra producción.

Pero el turismo era algo que estaba ya definido para explotar. Por suerte vamos caminando hacia un conocimiento nacional e internacional del “Destino Minas” más allá de que no es solo la ciudad, sino sus alrededores. Es muy difícil decir “Destino Lavalleja” para los franceses, los brasileros o ingleses, por lo tanto bautizamos a nuestro departamento como “Destino Minas”. Y en eso estamos trabajando. Aspiramos a lograr un hotel de cuatro o cinco estrellas con casino, y además un shopping y una terminal, cosas que necesitamos para hacer un cambio sustancial para la llegada del turismo.

Usted estuvo viajando por el exterior, imagino que habrá ido a buscar inversiones, ¿como está Lavalleja en ese sentido?

Fuimos a España y a Italia, y logramos atraer inversionistas que se interesaron en el departamento en lo que refiere al turismo. En cuanto a empresas que vengan a instalarse, -y esto es reconocido- tienen que utilizar materia prima del lugar, es decir potencialidades que tengamos en la zona. Estamos alejados de la Ruta 1 y del puerto de Montevideo, por ello el proyecto de un puerto en el Este nos beneficia muchísimo en lo que refiere a localización de empresas para el Este, exceptuando a Maldonado, aunque también lo necesita porque tiene mucha gente para dar trabajo. Entonces, sí o sí, la política nacional de instalar un puerto en Rocha para nosotros es muy acertada y necesaria.

La caminería rural es una piedra en el zapato para las intendencias, ¿cómo está su departamento?

Somos terceros a nivel nacional en calidad de caminería rural, dicho esto por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Tenemos 4.000 kilómetros de caminería rural, algunos hace más de 20 años que no se tocan y estamos trabajando esa franja. Pero, además realizamos el mantenimiento de 2.000 kilómetros por año de caminería. Es un trabajo arduo, pero lo venimos llevando muy bien. Tenemos un alto porcentaje de caminería finalizado este año. Así que es cuestión de mantenerla.

Pero sí tengo que decirle que tenemos un gran problema: Lavalleja es el segundo productor de eucalipto del país. La producción maderera, por su peso, provoca destrozos importantes; pero es producción al fin. Por eso tenemos que saber lidiar con un tema que produce crecimiento en el departamento y en el país, y encontrar el equilibrio. Además buscar los caminos que estén marcados y hacerles un mantenimiento, con una mayor movilidad, para que los vecinos, que son los que se quejan de la caminería, puedan tener un camino como se merecen.

“Como mujer, defiendo a la familia, al niños, a la mujer y al hombre”
Una mujer al frente de una Intendencia, ¿que ha priorizado para la mujer?

Muchísimas cosas. No solamente para la mujer, sino también para el hombre. Cuando estábamos en la Secretaría General instrumentamos con el intendente la medida, por ejemplo, de colocar el DIU en forma gratuita. Lavalleja es el único lugar del país en el ámbito municipal que tiene ese beneficio para la mujer. No se paga un solo peso. También realizamos papanicolau y creo que es la única intendencia que lo hace. Además desde hace casi un año, las funcionarias tienen licencia por amamantamiento, amamanten o no, porque el contacto de los niños con sus madres es muy importante.

Además tenemos, en forma obligatoria, seis meses de medio horario, que se puede estirar hasta un año. También aumentamos la licencia por paternidad, antes licencia por nacimiento, pero no sabía por qué, y ampliamos dicho beneficio porque creemos que es muy positivo para la familia. Fuimos uno de los impulsores, ya teníamos las firmas, para dar la vacuna contra el virus de cáncer de cuello de útero (HPV), a las hijas de los funcionarios municipales, y fue cuando el gobierno hizo el lanzamiento de que a partir de marzo instrumentaría la vacunación; nosotros ya lo teníamos decidido.

Frenamos entonces el convenio porque era un costo bastante importante. Pero estamos convencidos, en el Parlamento a esto lo peleamos, de que si hay un cáncer que se puede evitar con una vacuna, lo tenemos que evitar.

Como mujer defiendo la familia, los niños, a la mujer y al hombre. Me parece que tiene que ser justo.

“La gente tiene libertad de votar lo que quiera”
¿Está de acuerdo con un posible voto cruzado?

Estoy de acuerdo en poder defender la libertad del elector. Estoy de acuerdo, porque creo que lo mejor que podemos hacer es que la gente tenga independencia para votar lo que tenga ganas de votar. Que esto, en realidad, fue el motivo por el cuál se separó la elección departamental de la elección nacional. Sí, si es una sola instancia y se puede votar una opción a nivel nacional y otra a nivel departamental; los políticos somos los responsables de atrapar y atraer a la gente con propuestas y con demostraciones de trabajo para que lo voten a uno. Creo que ahí, es la gente la que decide y según uno sirva a no, es lo que van a votar. No creo que ser rehenes de algo sea positivo. Creo que en este momento la gente no es rehén, porque al haber elecciones separadas les da la suficiente libertad para votar lo que quieran.

Este en su primer período como intendenta de Lavalleja, ¿aspira a una relección?

Yo digo, y me pasó, y me dio muy buen resultado cuando estuve en la Secretaría General cuando pasaron los cuatro años, dije “Bueno, ahora sí es tiempo de hacer política”. Entonces renuncié a la Secretaría General y me postulé a la diputación. Creo que ahora es momento de hacer las cosas. Después, cuando haya que pasar raya, es la gente la que dirá, realmente si serví. Hay una condición. Nunca he hecho dos veces la misma cosa en política. Si llegara la gente a decidirse, y tuviera que hacer cosas que considerara que todavía quedaron colgadas, o en deuda, sí. Pero si no tengo la visión de que puedo mejorar la gestión, desde ya le digo que no lo voy a hacer. Porque esto de la política va con ser consciente de uno mismo, de lo que quiere. La vida es una sola, y uno tiene que tratar de vivir lo que pueda, de la mejor manera posible.